Surgen ribetes impresionantes del accionar delictivo de la banda integrada por varios familiares del vicegobernador Manzur. Dieron orden a los medios de prensa dependientes de Alperovich para que no publiquen "ni una línea" sobre el escándalo.