La iglesia de San Patricio, una joya arquitectónica en refacción: video

Miércoles, 03 de Enero de 2018 19:43

Foto: El Tucumano



Sobre la Ruta Provincial 304, a 34 kilómetros de San Miguel de Tucumán, se encuentra la Iglesia de San Patricio. Hace 125 años fue construida en La Ramada de Abajo, departamento de Burruyacú, rodeada de diversas plantaciones.

Esta iglesia durante mucho tiempo fue la única dentro de un radio de 70 kilómetros, con una feligresía que en la década del 40 ascendía a más de 30.000 personas dispersas en 50 pueblos y numerosos caseríos.

Desde 1940 a 1960 la iglesia estuvo a cargo de la Orden de los Sagrados Corazones, que tuvo al frente al holandés Juan Smeet trabajando allí durante seis años. La presencia del cura europeo es uno de los hitos que los habitantes más longevos recuerdan.

La Iglesia estuvo abandonada por 30 años, lo que generó un fuerte deterioro. El techo de cabreadas de madera y con cubierta de chapas se encontraba deteriorado, con algunas vigas ya colapsadas. Otro punto crítico eran los empotramientos de las vigas en el muro los cuales se encontraban muy degradados. La humedad en las paredes había generado algunas fisuras aunque no presentaba problemas estructurales.
 
“La Iglesia tiene un valor afectivo en mucha gente de la zona, muchos se enteraron de que se está trabajando y te pasan a contar que se casaron o bautizaron aquí”, comenta Orlando Billone, arquitecto que lleva adelante la obra de restauración que comenzó en octubre de 2017.


“Es importante la autenticidad de sus elementos constructivos, por esto se retiraron los elementos del techo para ser restauradas y colocados nuevamente”, explica el arquitecto. “Estéticamente es una iglesia muy linda, sin mucha ornamentación y con muy pocas modificaciones de su concepción original”.

Además se trabajaráa con los revoques en el sector de la nave, que por el deterioro deberán ser restituidos. Uno de los puntos de mayor dificultad en la rehabilitación es la consolidación de la torre. Las vigas de madera sobre las que se apoyaban los muros de mampostería del campanario habían perdido su capacidad portante.

“El patrimonio es importante siempre y cuando despierte algo en la gente”, reflexiona Billone sobre el edificio. En 11 meses más se espera que la Iglesia de San Patricio se encuentre restaurada.





Fuente: http://www.eltucumano.com/noticia/245969/iglesia-san-patricio-joya-arquitectonica-refaccion