Ejemplo de vida: policía ayuda a rehabilitar a internos del Roca, donde él mismo se crió al ser un chico de la calle

Viernes, 12 de Enero de 2018 13:26

José Décima superó muchas adversidades. Fotos: Secretaría de Comunicación Pública



José Décima fue un chico de la calle que pasó por casi todos los institutos de menores de la provincia. De cada lugar, según cuenta él, tomó lo mejor e intentó salir adelante. Hoy tiene 52 años, es profesor de educación física, policía y trabaja en el Instituto Julio Argentino Roca ayudando a los jóvenes privados de su libertad a reinsertarse en la sociedad.

“Llegué a trabajar al Roca hace cuatro años, pero antes me había criado aquí”, contó el comisario que se siente identificado en la historia de cada joven que ingresa al Instituto, por lo que intenta transmitirle sus experiencias de superación.

José se encarga de charlar con los chicos y de realizar actividades que les ayuden a sobrellevar el contexto de encierro en el que viven.

“Los jóvenes del Roca no son delincuentes, si no chicos con problemas que traen de la calle. Yo también fui un chico de la calle, por eso trato de ayudarlos en base a mi experiencia como interno acá”, reflexiona el docente.

“Cuando se enteran de que yo estuve aquí, cuando tenía ocho años, se sorprenden, no pueden creer que hoy sea policía y además profesor de educación física”,
cuenta José, quien a partir de una vida de mucho sacrificio intenta dejar una enseñanza en los internos que pueda ayudarlos una vez que consigan la libertad.

Los chicos se apropian de las enseñanzas prácticas, explica, las que les servirán para reinsertarse en la sociedad: “Del Roca me acuerdo muchas cosas lindas, como los talleres de carpintería y panadería; son cosas que puse en práctica y me sirvieron”.

Rescatar lo mejor de la vida y sacar enseñanzas de las adversidades que se van presentando son los mensajes que transmite José a los adolescentes del Roca.

Con el ejemplo, ayuda a rehabilitar a chicos del Roca
Décima trabaja con los chicos del Roca.