"Llevame a lo de mi abuela": los minutos previos a que Nahir asesinara a Fernando

Sábado, 13 de Enero de 2018 01:38

Los abogados de la adolescente de 19 años reabrieron en las últimas horas el Instagram de Nahir.



Sonó el teléfono. Era la noche del 28 de diciembre. Nahir Galarza y Fernando Pastorizzo no se escribían ni llamaban desde hacía cuatro días, cuando protagonizaron un violento episodio a la salida de un boliche de Gualeguaychú. Los investigadores todavía no pudieron precisar quién llamó a quien, pero lo cierto es que esa comunicación fue el arreglo del encuentro que tendría pocas horas después y que le costaría la vida al joven de 20 años.

Con un remisero como testigo posterior al crimen, el fiscal y la querella trabajan ahora para reconstruir qué fue lo que sucedió. Lo que se sabe, según la declaración de Nahir, es que ella abandonó su casa con el arma reglamentaria de su padre, efectivo policial. Según su defensa, la rubia sufría violencia de género y temía una golpiza por parte de Fernando.

Pero el peritaje realizado sobre el cuerpo de la adolescente de 19 años no evidenció maltrato alguno.
Distinto fue el panorama con el que se encontraron los forenses al trabajar en la autopsia del cuerpo de Fernando: él sí tenía lesiones previas; lo que sostiene la posición de los abogados del joven, que era él quien padecía el perfil “celoso y tóxico” de su novia.

Lo cierto es que, más allá de quién llamó a quién, Nahir fue armada, lo que para muchos supone premeditación.
Se subió a la moto de Fernando y, por el lugar en el que finalmente se produjo el asesinato, los abogados de la familia Pastorizzo insisten en que la pareja se dirigía hacia la casa de la abuela de la estudiante de arquitectura. “Por el lugar en donde en definitiva se produce el hecho, le debe haber pedido que la lleve para la casa de la abuela”, advirtió el letrado Rubén Birré.

Nahir y Fernando se encontraban en la moto al momento del ataque. El conducía y ella iba atrás. “El primer disparo se produce con la moto prácticamente detenida porque no hay señales de arrastre. Luego le disparó de frente”
, sumó Birré, luego de recibir el reporte de las pesquisas realizadas en la escena del crimen.

Sólo Nahir sabe qué fue lo que sucedió antes de que decidiera tomar por sorpresa a Fernando y dispararle por la espalda. En su declaración, ella aseguró que el disparo se había dado en el marco de una agresión por parte del joven, pero las pesquisas confirmaron que se encontraba todavía en posición de manejo al momento de recibir el primer balazo. Es decir: su novio estaba indefenso, lo que podría sumar a la imputación el agravante de la alevosía.

Un remisero pasó por la zona y declaró haber visto a Fernando en el piso y a una chica que parecía estar socorriéndolo. Pero, al regresar para colaborar, la joven ya había abandonado el lugar. En ese mismo momento, las cámaras de seguridad cercanas registraron a las 5.22 la figura de una joven muy parecida a sólo seis cuadras de donde se encontraba el cuerpo de su novio y caminando en la dirección opuesta.

¿Era Nahir? El video forma parte del expediente, pese a que desde la defensa de la joven se intentó desmentir que fuera ella. Pero
lo cierto es que, según ella misma contó en su primera declaración, lo que hizo luego de dispararle a Fernando fue regresar a su casa, volver a dejar el arma homicida sobre la heladera e irse a dormir.

 

Fernando tenía 20 y murió luego de recibir dos balazos.


El día transcurrió con normalidad para la familia, hasta que la joven fue llamada a declarar porque había sido, según testigos, la última persona que vio con vida a Fernando. La acompañó su padre, Marcelo; quien llevó el arma homicida. Todas las miradas se pusieron por entonces en el policía, que contaba ya con un oscuro expediente vinculado a muertes dudosas y fraudes.

Luego de abandonar la comisaría y ya con toda la ciudad al tanto del homicidio, Nahir se despidió de su novio desde Instagram. “Cinco años juntos, peleando, yendo y viniendo; pero siempre con el mismo amor. Te amo para siempre mi ángel”, escribió y publicó una foto junto a Fernando.

Poco antes de la hora de la cena y con su padre preocupado porque había quedado en el centro de la investigación, la rubia se presentó junto a su abogado defensor ante el fiscal Leandro Beherán y confesó: “Basta, fui yo; fui yo, fui yo. Quítenle la responsabilidad a mi padre y a mi familia”.

Desde entonces, permanece detenida en la Comisaría de la Mujer de Gualeguay. Sus abogados intentaron invalidar su primera declaración y aseguraron ante los
medios que no había sido ella quien disparó. Pero Nahir había declarado haciendo uso de sus garantías constitucionales y tuvieron que regresar al escenario inicial con la confesión del crimen como primera foja del expediente.

Pese al pedido del régimen de la prisión domiciliaria con tobillera, el juez fue implacable: la prisión preventiva de 60 días se mantuvo en la última audiencia y, aunque la defensa de Nahir apelará la medida, los abogados de Fernando ya anticiparon que, una vez cumplido el lapso, insistirán en que la joven permanezca tras las rejas hasta que la causa sea elevada a juicio oral.

 

Nahir permanece detenida desde que confesó el asesinato de Fernando.



Fuente: http://www.bigbangnews.com/policiales/Llevame-a-lo-de-mi-abuela-los-minutos-previos-a-que-Nahir-asesinara-a-Fernando-20180110-0004.html