Mandar un chico a clase cuesta cerca de $ 3.000: 15% más que el año pasado

Viernes, 09 de Febrero de 2018 16:08

El ritual de las compras escolares ha comenzado.



El ritual de las compras escolares ha comenzado. Los padres recorren las librerías con largas listas en mano de los útiles que los chicos necesitarán sólo para el arranque de las clases, previstas para el lunes 5 de marzo. Los menos previsores esperan que los docentes indiquen qué utilizarán los alumnos para recién comprar los útiles, pero no se salvan del gasto en indumentaria. Lo cierto es que antes o después los padres deberán desembolsar entre 12 % y 15% más que el año pasado para la misma fecha. Un recorrido por los negocios del ramo reveló que como mínimo, buscando los precios más bajos y con la menor calidad, un padre necesitará más de $ 3.000 para equipar a su hijo el primer día de clases. Si el alumno va a un colegio privado y además vive por fuera del éjido municipal el monto que deberá desembolsar será el doble.

Para aliviar la pesada carga de las familias, que comienza el año con subas en todos los rubros (servicios, dólar y combustibles) el director de Comercio Interior, Francisco Nader, anunció que está a punto de cerrar un acuerdo con los empresarios más importantes del ramo para fijar precios de referencia para los consumidores.
“Estamos trabajando desde hace varios semanas para armar un listado de precios más accesibles para los padres”, dijo.

Explicó que se vio la conveniencia de consensuar valores de referencia en vez de una canasta porque los artículos escolares son muy variados, no es como la canasta navideña, que se compone de cinco o seis artículos, ejemplificó. Indicó que está trabajando con el Ministerio de Educación sobre cuáles son los elementos de primera necesidad en la escuela y acordando con los comercios más grandes de Tucumán que se dedican al rubro y que son los que regulan los precios del mercado.

“Queremos que sean precios que estén por debajo de la media del mercado”, aclaró. El listado contendrá unos 45 artículos de la canasta, que incluirá esta vez indumentaria y mochilas, como también artículos tecnológicos como pendrive.

Los precios de referencia serán por artículo y no se circunscribirá a una sola marca para no privilegiar a los comercios que venden determinadas marcas. De todos modos, Nader recomendó a los padres evitar los artículos con franquicias que encarecen los precios. “Hay muchos productos que son de buena calidad y no son tan caros”, dijo. Instó a los padres a comparar precios antes de comprar.

Andrés Jurado, vendedor de una librería de San Martín al 600, informa que los precios aumentaron un 12% desde marzo del año pasado. Sergio Ibarra, encargado de una librería que vende al por mayor y menor en Junín al 200, calcula que los útiles escolares incrementaron sus precios entre el 12% y el 15% en el último año. Pero ambos coinciden en que no hubo ningún aumento estacional, es decir, por el comienzo de clases.

Jorge Cabbad, propietario de un tradicional negocio de venta de delantales y uniformes coincide en que el aumento en un año fue del 12% al 15%, aunque los demás precios subieron del 20 al 25%, aclaró. Acotó: “nosotros no hemos acompañado la inflación porque si no, no podríamos vender nada”.

El Gobierno busca consensuar precios de referencia más accesibles con los principales empresarios del rubro. Según los comerciantes, los padres deberán pagar entre un 12% y un 15% más que en febrero de 2017, aunque aclaran que la inflación general fue mayor. Algunas familias hacen compras conjuntas y se ahorran hasta un 20%.


Fuente: https://www.lagaceta.com.ar/nota/760712/actualidad/suba-precios-mandar-chico-clase-cuesta-mas-3000.html