Las tres lecciones que ayudaron a este hombre a bajar 50 kilos

Lunes, 12 de Marzo de 2018 08:29

Andrea Papas se dio cuenta de que tenía que hacer un cambio en su vida.



Diescisiete años atrás, Andrea Papas se dio cuenta de que tenía que hacer un cambio en su vida.

Desde chico, siempre tuvo sobrepeso, pero cuando cumplió 18 años, allá por el 2000, Papas pesaba 145 kilos y ese fue su peor momento: no estaba feliz, no le gustaba cómo se veía y la ropa no le entraba. Ahora, con 35 años, es personal trainer en Johannesburgo, Sudáfrica, y pesa 90 kilos de puro músculo.

Estos son los tres consejos que lo ayudaron a alcanzar su objetivo:

-La calidad de la comida importa, y mucho

Desde que tiene memoria, la comida tuvo para Papas un fuerte vínculo con las emociones. Y como uno puede imaginar, no comía lechuga precisamente.

“En una comida, podía comer literalmente dos pizzas, dos tablas de chocolate, una bolsa de Doritos y dos litros de gaseosa”, recuerda.

Luego de investigar un poco, decidió hacer un cambio: cambiar los alimentos llenos de calorías por otros llenos de nutrientes. Entonces, en lugar de llenar el bol con cereales azucarados, lo empezó a llenar con avena y huevos. La comida frita la cambió por pollo, papas y muchos vegetales.

Pero eso no significa que Papas se prive por completo. Cada tanto se da el gusto y come pizza y hamburguesas.

“No hay necesidad de seguir una dieta que te prive de las comidas que te gusten”, escribió en uno de sus posts de Instagram (@greek_spartan).

-Encontrá un entrenamiento que te guste y sé constante


Apenas empezó su transformación, Papas se dio cuenta de que amaba los entrenamientos de fuerza. “Mejoró mi bienestar emocional, espiritual y mental”, cuenta y agrega: “Ahora tengo la confianza para sacarme la remera y usar ropa que jamás me habría puesto”.

Levantar pesas tiene múltiples beneficios: ayuda a constuir músculo, acelera el metabolismo, reduce los riesgos de lesiones y alarga la vida.

Cuando Papas emepezó, hacía pesas y boxeo tres veces por semana. Ahora, va al gimnasio cinco o seis veces por semana y sólo hace pesas.

“Mi objetivo es sumar tejido magro para optimizar mi metabolismo. La única forma de lograr esto es con ejercicios de fuerza”, dice y explica que el músculo es un tejido metabólicamente activo, así que cuánto más músculo se tiene, más calorías se queman, incluso en descanso.

Pero es clave encontrar un ejercicio que te guste, dice.

“Tenés que tener pasión y amar lo que hacés, porque si no, no vas a durar”, aconseja.

-Entendé que los cambios llevan tiempo

“La gente tiene que erradicar de sus mentes la idea de soluciones rápida”, dice Papas y agrega: “Date tiempo, porque los cambios no llegan de la noche a la mañana. Es un proceso que requiere autodisciplina y sacrificio”.

Según relata, a él le llevó dos años perder 45 kilos y si uno quiere que los cambios sean permanentes, uno debe adoptar hábitos que seas sostenibles. De otra manera, habrá una recaída.

Fuente: http://rumbos.viapais.com.ar/2018/03/08/las-3-lecciones-que-ayudaron-a-este-hombre-a-bajar-50-kilos-y-a-cambiar-su-vida-por-completo/