Partido de fútbol que terminó a los tiros repartió heridos por varios hospitales

Lunes, 23 de Abril de 2018 07:25

ROTONDA DE SAN CAYETANO. En esta zona queda la cancha donde se jugó el partido que terminó en medio de una feroz balacera.



Un adolescente, de 16 años, ingresó al hospital Centro de Salud con una herida de bala. Casi al mismo momento, otro joven, de 22 años, era recibido por el equipo de guardia del hospital Padilla, tras recibir un tiro.

Estas situaciones estaban conectadas una de otra. Por el contrario, guardaban relación por un partido de fútbol barrial y un ataque con arma de fuego por parte de desconocidos.

El primer muchacho fue atendido por un disparo en el tórax, que requirió una intervención quirúrgica. En ese momento, un amigo del paciente, según fuentes policiales, relató que luego del encuentro en una cancha ubicada cerca de la rotonda del barrio San Cayetano, en el sur de San Miguel de Tucumán, dos personas habrían sacado armas de fuego para realizar varios tiros, lo que derivó en las lesiones de ambos internados.

Los atacantes, quienes fueron identificados como habitantes de esa zona de la capital, habrían disparado a los jugadores a raíz de una discusión por la suspensión del encuentro deportivo, de acuerdo con el reporte policial.

El joven de 22 años que arribó al Padilla presentaba un disparo en el húmero, el hueso de la parte superior del brazo entre el codo y el hombro. Sin embargo, la herida no era de gravedad, de acuerdo con el diagnóstico de los médicos de ese momento.

La Policía intentaba el domingo determinar quiénes habían disparado las armas.

Incidentes

Según las fuentes policiales, horas más tarde, ingresó al Centro de Salud un tercer hombre con una herida de bala. En este caso, se trada de un sujeto mayor de edad con un disparo en una pierna. Al parecer, esta persona es el padre de uno de los supuestos autores de los tiros en la cancha. Se cree por ello que el ataque que sufrió habría estado relacionado con el incidente en el partido de fútbol barrial.

Los familiares de ambos internados se cruzaron en el centro asistencial, lo que obligó la intervención del personal de la Policía. La disputa duró unos minutos, pero generó revuelo en barrio Norte.

Los uniformados dispararon balas de goma para intentar dispersar a los revoltosos, describieron vecinos del Centro de Salud.


Fuente: http://www.lagaceta.com.ar/nota/768414/actualidad/partido-suspendido-termina-tiros-tres-heridos.html