Contexto.com.ar - Reino de la Miel

Director: Lic. Tomás Luciani
revista@contextotucuman.com


ENTREPRENEURS

Reino de la Miel

Miércoles 25 de Noviembre de 2009 10:56:03 | Una red comercial con 2.500 vendedoras en Tucumán. Cosméticos y suplementos dietarios. Amplio catálogo.

Graciela Teresa Cisneros es la distribuidora de los productos "Reino de la Miel" en Tucumán, Salta, Jujuy, Santiago del Estero, Catamarca y La Rioja. En nuestra provincia hay 2.500 vendedoras que -catálogo en mano- ofrecen los productos y reciben una comisión del 45% por las ventas. La empresa está constituida por capitales argentinos y la componen dos laboratorios: Helvética SA y Serfin Skin. Recientemente sus productos a China por valor de 25 millones de dólares. Su propietario es Daniel Groppa, quien personalmente recorre el país alentando a las 100.000 vendedoras sobre las que descansa el éxito de su empresa. "Esta empresa de venta directa tiene dos líneas: cosméticos y suplementos dietarios. En el inicio en el año 1989 eran 40 los productos para la venta. Hoy superan los 600", explicó Cisneros. "Los suplementos dietarios no son medicamentos. Como su nombre lo indica, suplen lo que no se consume en una dieta. Son utilizados para prevenir enfermedades." "Una de las características más importantes de nuestros productos es que son naturales. No tienen aditivos químicos, y la consecuencia inmediata de ello es que no producen alergias u otro tipo de complicaciones." Los productos Reino de la Miel no se venden en farmacias ni supermercados. "Al eliminar la intermediación, el producto puede ofrecerse a bajo costo y brindar además una excelente comisión a las vendedoras. El catálogo se renueva cada dos o tres meses." "Existe un equipo de farmacéuticos e investigadores que están en la elaboración constante de nuevos y mejores productos." "Es una muy buena salida laboral, porque además de la comisión significativa les brindamos asesoramiento y capacitación en forma permanente. Trabajamos mucho con el marketing de venta y el incentivo a las expertas. Cualquier persona puede vender porque la capacitación, que dura un mes como mínimo, la damos nosotros y es totalmente gratuita. Este trabajo tiene un alto componente social. Cuando uno visita sobre todo el interior para charlar con las posibles vendedoras, trabajamos mucho sobre la autoestima", añadió. "Generalmente encontramos mujeres muy capaces que por la rutina y la falta de incentivos se han vuelto pasivas y conformistas con ellas mismas. A la segunda reunión que hacemos, ya se notan los cambios: se arreglan, se esfuerzan en su vocabulario, salen de las respuestas monosilábicas para animarse a expresar lo que sienten y son capaces de hacer. Con orgullo podemos decir que al constituirse como vendedoras de nuestros productos, muchas mujeres que antes vivían de un plan del gobierno, dejaron de recibirlo y optaron por ganar su dinero de otra manera." "Las ventas se han retraído, como todas las cosas, fruto de la crisis. Se hizo difícil trabajar al quedarnos prácticamente sin crédito y por falta de pago de las distribuidoras. Se suma a esto que la gente piensa tres veces antes de realizar una compra. Pero una vez que prueba y aprecia los resultados de nuestros productos, los incorpora más allá de las dificultades del momento." Para comunicarse con Graciela Cisneros, se puede llamar al TE 155-885710.

| Tamaño texto:
+ / -
| Compartir:


-->

links