Ordenaron la extradición de "Mi Sangre": terminará en los Estados Unidos

Viernes, 20 de Mayo de 2016 07:34

Detenido en Argentina desde 2012, el narcotráficante colombiano será finalmente extraditado y juzgado en el país norteamericano. /Foto: Clarín



El sindicado líder narco colombiano Henry de Jesús López Londoño, alias "Mi Sangre", detenido en Argentina desde 2012, será extraditado a los Estados Unidos por decisión de la justicia de nuestro país.

Así lo resolvió el juez federal 2 Sebastián Ramos al concluir el juicio de extradición llevado a cabo en los tribunales de Comodoro Py 2002, tras rechazar seis planteos de la defensa.

"Ya está", declaró aliviado Michael Tooley, representante de la agencia antidrogas norteamericana DEA en la Argentina, al escuchar el fallo a las 23.30 en el sector del púbico y la prensa, separado con un vidrio del imputado, las partes y el juez.

De esta manera, el magistrado hizo lugar al pedido del fiscal federal Patricio Evers y su par de la Procuraduria de Narcocriminalidad (Procunar), Diego Iglesias.

"Mi Sangre" escuchó inmutable la decisión e inmediatamente, manteniendo un gesto adusto, fue retirado por la nutrida custodia esposado, con chaleco y casco antibalas.

Antes de conocerse el fallo, López Londoño (45) pronunció sus "últimas palabras", oportunidad en la que solicitó que se rechazara la extradición "por respeto a la Constitución Nacional y a los tratados internacionales" y que se declarara la "ilegalidad de su detención".

Vestido con un saco claro y una camisa beige, "Mi Sangre" estuvo como durante la anterior audiencia custodiado por cinco efectivos del Servicio Penitenciario Federal (SPF) y otros de la Policía Federal.

En esta oportunidad se llevó a cabo un operativo de mayor rigurosidad, incluso con detectores de metales a los que se sometió a quienes ingresaron a la sala vidriada donde se realizaba el juicio.

Como lo hizo el martes, el hombre acusado por la Justicia estadounidense aseguró que lleva tres años y siete meses "detenido políticamente en Argentina".

"El armado de mi causa en Estados Unidos no es una persecución jurídica sino una persecución política, la DEA y la Policía colombiana están relacionadas en mi pedido de extradición", afirmó durante su prolijo discurso en el que siempre se dirigió al juez Ramos como "su señoría".

Previamente, su defensa había solicitado en su alegato que no se procediera a la extradición y que López Londoño fuese excarcelado.

"Esta defensa considera que no ha de proceder la extradición. Subsidiariamente, le pido en este momento la excarcelación por haberse excedido por demás el plazo normal de detención", dijo Jacqueline Arias Malatesta, una de las dos letradas.

La abogada también cuestionó la "persecución política" a que es sometido su defendido y que demostraría el riesgo de sus derechos en Estados Unidos.


Además, para Arias Malatesta, existen pruebas de que la Policía de Colombia contribuyó en el "armado de la causa" y de que junto con "el Estado de Colombia participaron en Argentina de la extradición pedida por otro país".

La otra abogada defensora, María Gabriela Ricagno, señaló a su turno varias cuestiones técnicas para basar su requerimiento de rechazo a la extradición., entre ellos, que el pedido formal de la justicia de los Estados Unidos "no es claro", por lo que "podría afectar los derechos de defensa".

Y en ese sentido sostuvo que hubo una "inconsistencia temporal" ya que el Gran Jurado de Florida no especificó claramente la fecha en que comienzan y terminan los delitos.

Además, la letrada se refirió a una "inconsistencia territorial# porque "no se dice (que los tres hechos que dan sustento a la acusación) haya ocurrido allí y no se dice que haya tenido efectos en ese país".

Por último, Ricagno destacó que como López Londoño tiene un asilo territorial concedido y un pedido de refugio en trámite se deberían rechazar los pedidos de extradición.

El juicio de extradición comenzó el martes, en la sala de audiencias SUM de los tribunales federales de Retiro, cuando el fiscal Iglesias consideró ante el juez ramos que el requerimiento del Gran Jurado de Florida cumplía "con todos los requisitos" para que el acusado sea puesto a disposición de la Justicia estadounidense.

Iglesias aclaró que la extradición debía ser "provisoria", a los efectos que "Mi Sangre" sometido a proceso en Norteamérica y que luego sea devuelto a la Argentina para que continúe tramitando en una causa penal, que no especificó.

Además, el fiscal sostuvo que no está acreditado que la Policía colombiana haya influenciado en forma ilegal a la detención del acusado, tal como éste lo denunció en su descargo ante el juez.



Fuente: http://www.clarin.com/policiales/Ordenaron-extradicion-Sangre_0_1580241972.html