Carrió reclama la renuncia de un funcionario macrista

Jueves, 11 de Agosto de 2016 06:59




La diputada Elisa Carrió pidió la renuncia del director de Administración y Finanzas de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI), Juan José Gallea, cargo para el que fue designado por la actual gestión macrista.

“Juan José Gallea debería estar dando explicaciones ante la Justicia en la denuncia que hice por el vaciamiento y los fondos negros del grupo Szpolski”, dijo Carrió.

“Debería estar haciendo eso y no ocupando un lugar como funcionario público. Y mucho menos en un lugar de la sensiblidad que tiene la SIDE”, agregó la cofundadora del oficialista frente Cambiemos.

Es que el funcionario de la AFI, Gallea, cumplió un rol importante en el grupo de medios de Sergio Szpolski y Matías Garfunkel, donde fue gerente general de 2009 a 2012, y luego siguió haciendo algunas tareas, hasta que se disolvió el grupo ultra K y entró en la AFI.

Carrió presentó una denuncia hace cuatro meses ante el juez en lo Penal Económico Alejandro Catania, para que se investiguen “posibles ilícitos” del grupo Szpolski, como “maniobras fraudulentas en desmedro del fisco y de sus acreedores en general”. Y solicitó que se investigue a Szpolski, Gallea, Darío Richarte y Javier Fernández, por su rol dentro del grupo de medios.

Carrió pidió que se hagan pericias sobre los estados contables de todas las empresas que eran del Grupo Veintitrés, que la AFIP “remita toda la información patrimonial” de sus accionistas, así como las de Gallea, Richarte y Javier Fernández. También reclamó que se informe sobre reportes de operaciones sospechosas de esas personas y empresas de lo que fue el Grupo Veintitrés. Y pidió que el juez cite a declarar a Garfunfel, ya que el ex socio de Szpolski había dicho que “el Grupo Veintitrés fue una vaciadora, y Szpolski un testaferro” de Gallea, Richarte y Fernández, a quienes adjudicó el rol de socios ocultos de Szpolski.

Richarte es vicepresidente de Boca Juniors y mano derecha del presidente del club, Daniel Angelici; mientras que Javier Fernández es auditor general de la Nación (FPV-PJ) y figura como prestamista del grupo Szpolski.

La AFIP presentó otra denuncia ante la Justicia el mes pasado contra el grupo Szpolski, por la evasión de $ 85 millones de impuestos y aportes de la seguridad social, donde estaría implicado Gallea. Y allí la AFIP destacó que en la denuncia “se puso énfasis en las relaciones societarias subyacentes, con la intención de abarcar a aquellos sujetos que podrían ostentar el dominio de los hechos de evasión que se denuncian”.

El Grupo Veintitrés fue el que más publicidad oficial recibió durante el kirchnerismo, con el objetivo de subsidiar el “relato K” y castigar a los que eran críticos de la gestión oficial. En el año 2015 ese grupo ultra K recibió $ 422 millones en avisos del Gobierno.

“El problema es que cuando era gerente general del grupo Szpolski, Gallea no pagaba los aportes previsionales de sus empleados, recibía cientos de millones de pesos en publicidad oficial y avalaba que haya testaferros en todas las empresas del grupo, situación que fue denunciada el mes pasado por la AFIP”, dijo una fuente que trabajó en el grupo de Szpolski, que pidió mantener su anonimato.

Y agregó: “Además, Gallea participaba en las campañas de hostigamiento contra periodistas, como la que se concretó en mayo de 2012 contra Daniel Santoro y Guillermo Lobo, a quienes acusaban falsamente de ser espías rusos y de colaborar con los iraníes en la causa AMIA”.

Gallea tuvo un rol central en el Grupo Veintitrés durante la época más dura de los ataques del gobierno kirchnerista contra los periodistas y medios críticos de la gestión oficial. Gallea ingresó como gerente general del grupo Szpolski en junio de 2009 y tuvo que renunciar a ese cargo en mayo de 2012, cuando se publicó una serie de notas en defensa de los periodistas Santoro y Lobo, que estaban siendo hostigados por ese grupo de medios ultra K.

Uno de los artículos periodísticos que se publicó el 8 de mayo de 2012 se llamó “Ataque a periodistas: Un ex jefe de la SIDE es gerente de Szpolski. El Grupo Veintitrés, que manejan Sergio Szpolski y Matías Garfunkel, tiene fuertes lazos con los servicios de inteligencia locales, ya que su gerente general, Juan José Gallea, fue director financiero de la SIDE en la gestión de la Alianza, y a que el subjefe de inteligencia de esa época, Darío Richarte, maneja los temas legales del grupo”.

Después de la publicación de esa nota, Szpolski le pidió la renuncia a Gallea como gerente general, aunque siguió trabajando para el grupo y teniendo su oficina en el estudio jurídico de Richarte, en ese entonces abogado del Grupo Veintitrés. El estudio de Richarte defendió al vicepresidente Amado Boudou en la causa Ciccone y a muchos funcionarios kirchneristas en causas de corrupción, hasta que el gobierno rompió con el espía Jaime Stiuso.


Gallea se desempeñó como director general de Administración y Finanzas de la Secretaría de Inteligencia (ex SIDE) en la gestión de la Alianza y en los primeros meses luego de la caída de Fernando De la Rúa, entre enero de 2000 y abril de 2002. En ese período se produjo el escándalo por los sobornos en el Senado, para aprobar la reforma laboral, causa que finalmente fue desestimada por la Justicia.

Previo a trabajar con Szpolski, Gallea fue director de Administración y Finanzas de la Secretaría de Inteligencia (exSIDE) en la gestión de la Alianza, cuando el número dos del organismo era Richarte, su socio en Magnum, la empresa accionista mayoritaria de Panificadora Balcarce (Sacaan).


Al inicio del gobierno de Mauricio Macri, Gallea volvió al mismo cargo que tuvo con De la Rúa, designado por la conducción de Gustavo Arribas y Silvia Majdalani, que ahora fueron ratificados por el Senado. Pero Carrió decidió patear el tablero y pedir la renuncia de Gallea.

El proyecto de Carrió

La diputada Elisa Carrió va a presentar un proyecto de ley para disolver la AFI y derogar la Ley de Inteligencia, creando en su lugar el Sistema Nacional de Investigación y una nueva agencia contra la criminalidad.

El proyecto se propone como una reforma integral de la seguridad federal, “creando elementos institucionales que eliminen nichos de corrupción y que eviten la connivencia entre el poder político, la policía y la delincuencia, mejorando la efectividad de las acciones preventivas e investigativas y la lucha contra el crimen organizado, el terrorismo, el narcotráfico, la trata de personas y el tráfico de armas, entre otros delitos”, aseguró una fuente cercana a la diputada y cofundadora del oficialista frente Cambiemos.



Fuente: http://www.clarin.com/politica/Carrio-reclama-renuncia-funcionario-macrista_0_1629437244.html