Vuelve Harley-Davidson al país

Lunes, 26 de Septiembre de 2016 12:58

Harley-Davidson presentará 15 modelos premium tras casi tres años de ausencia en el país. /Foto: Clarín



Después de casi tres años de ausencia, Harley-Davidson, la marca de motos más célebre del mundo, vuelve al país.

El próximo 7 de octubre, la distribuidora local junto con ejecutivos regionales de la compañía norteamericana, presentarán 15 nuevos modelos de su catálogo 2017, cuyos valores oscilan entre US$ 18.000 y casi US$ 60.000.

Hay otras marcas de lujo que reingresaron al mercado local, entre ellas Ducati, Aprilia, BMW y Triumph, MV Agusta, tras la apertura parcial de las importaciones y la normalización de la operatoria con dólares.

En el sector celebran la reconstitución de la oferta de unidades premium, destinado a un público que entremezcla fanáticos, gente de la farándula, deportistas, abogados, empresarios y gente de gustos ostentosos. Incluso Amado Boudou alardeaba con su Harley Davidson modelo FLHRC Road King Classic de 2007, investigada por presuntas irregul
aridades.

Según Mottos, la cámara que agrupa a los concesionarios, de enero a agosto se patentaron un total de 280.648 unidades, lo que representa una caída de 4% con respecto al mismo lapso del año anterior.

En el sector describen que 2016 cerrará con unas 450.000 ventas, muy lejos del récord (710.000 unidades) de 2013.

“El mercado está prácticamente igual que el año pasado. Hay una escasez de financiación bastante grande para las motos de gama baja. Pero eso está cambiando y con el ingreso de unidades de alta cilindrada y de marcas, ahora existe una oferta más equilibrada”, explica Pablo Hlebzsevitsch, presidente de Yamaha.

Este ejecutivo señala que “históricamente, el segmento de alta gama representa el 5% de las ventas totales”. Sin embargo, desde el sector creen que existe una demanda insatisfecha por la falta de stock de estos años, por lo cual “esperamos un repunte importante al principio, que esperamos satisfacer”, señala Miguel Muñoz, ejecutivo regional de Harley-Davidson. “Estuvimos ausentes 2 años y 8 meses, pero nunca nos fuimos del todo”, añadió.

La marca tiene un representante local exclusivo, que opera en la localidad bonaerense de Martínez. A días del lanzamiento de los nuevos modelos, “ya tenemos tomadas 197 señas”, celebra Juan Gabba, presidente de la distribuidora. Nacida en 1903, Harley-Davidson es un ícono norteamericano.

Su fama trascendió fronteras y llegó a la Argentina hace 25 años. Gabba alardea con su “larga trayectoria ligada a la compañía”.

En un principio, “cuando esto arrancó, era un público muy selecto, que buscaba la exclusividad. Ahora, el peso de la marca es tan fuerte que arrastra gente de todos lados, porque transmite la cultura gringa de ser tuerca, el rock y las rutas”, enumera Gabba.

Para Harley-Davidson, la Argentina es un mercado de 1.000 unidades anuales, lo que la posiciona en el tercer lugar de la región, detrás de Brasil y México. Por esa consideración, Harley traerá al país su modelo exclusivo Electra Glide CVO edición limitada, que cuesta US$84.900. Una ganga.

 Al igual que la industria automotriz, las motos en general pero especialmente las de alta gama, afrontaron los cupos a las importaciones, la falta de dólares para el pago de proveedores y la suba impositiva a las unidades más caras. “Todos fuimos afectados, pero nadie se fue del todo. Hubo una retracción y además de la demanda acumulada insatisfecha se van sumando nuevos usuarios”, explica Mauro D’Annunzio, director de Ducati, una marca de motos italiana que pasó a pertenecer a Volkswagen en 2013.

Entonados por el nuevo contexto, la marca ya introdujo al país alrededor de 20 nuevos modelos este año, de entre US$19.000 y US$42.000. Sobre las características de la demanda, D’Annunzio describe que “es gente de entre 30 y 40 años, con tiempo libre y que usa la moto para actividades recreativas e incluso para hacer turismo”.

Sobre las perspectivas a corto y mediano plazo, el ejecutivo se muestra optimista: “La tendencia a las dos ruedas va en aumento. A esto se le suma la normalización del mercado, la recomposición de la oferta y el efecto de los nuevos usuarios por la congestión de tránsito”, dice.

La reapertura del mercado local a las motos de alta cilindrada y las marcas de lujo es más amplio. Varias multinacionales que ensamblan unidades en el país, entre ellas las japonesas Honda y Yamaha, también se suman a la movida. Por caso, Yamaha presentó la semana pasada la YZF-R1, cuyo precio sugerido de venta al público es de US$33.200.

 Es uno de los 6 productos nuevos de importación directa, con el cual el fabricante intenta escalar posiciones en el mercado local. Hlebzsevitsch, pese a todo, cree que las perspectivas de ventas para 2017 son una incógnita. “Son mejores que la de este año y estamos esperando una reactivación, en la medida que bajen las tasas y haya más crédito”, arriesgó.

Complementación

Martín De Gaetani, vocero de Honda, coincide en líneas generales, pero aclara que la recomposición de los catálogos de los fabricantes demorará algún tiempo.

“El segmento de alta gama estaba reducido al mínimo y la reacomodación lleva tiempo. La homologación (trámite indispensable para ingresar al país) demanda 6 meses”, dijo.

El ejecutivo anticipa que Honda tiene en carpeta el ingreso de varios modelos premium “para fines de año”, según estima.

De Gaetani asegura que los que producen en la Argentina cuentan con la ventaja de complementar “producción local” con importaciones. Y que a pesar de todo, “las motos de baja y media gama representan el 80% de las ventas totales”.

Según La estadística de Mottos, en el acumulado del año (entre enero y agosto) el ranking de patentamientos lo lidera Motomel (18,4% de participación en el market share).

Más atrás aparecen Honda (15,5%), Corven (11,1%), Zanella (10,8%), Yamaha (9,4%), Gilera (7,9%) y Guerrero (7,8%).

En el sector confían en que el mercado argentino puede recuperarse y superar las 700.000 unidades.



Fuente: http://www.ieco.clarin.com/economia/retorno-Harley-Davidson_0_1655834567.html