Contexto.com.ar - Cómo hicieron para terminar la escuela secundaria con 9 y con 10

Director: Lic. Tomás Luciani revista@contextotucuman.com
WhatsApp Contexto: 549-381-6421444


ACTUALIDAD

Cómo hicieron para terminar la escuela secundaria con 9 y con 10

Sábado 17 de Diciembre de 2011 05:01:05 | Chicos de los niveles secundario, técnico, privado y de adultos recibieron distinciones como mejores promedios.

Contaron las claves para tener buenas notas y qué planes tienen para el futuro. /Foto: La Gaceta | Ampliar imagen

Las palabras de Mónica Monasterio, abanderada de una escuela de Tafí del Valle, emocionaron. Ayer, ella fue la encargada de ser la voz de todos los chicos que asistieron al teatro San Martín para recibir distinciones como mejores promedios de los establecimientos del norte de la provincia, incluida la capital.

Mónica, casada y mamá de dos hijos, contó que en 1994 terminó la primaria y, al año siguiente, comenzó el secundario, pero en 1998 lo abandonó. ¿Las razones? Cuestiones típicas de la adolescencia: había comenzado de dispersarse y a irle mal, entonces, decidió dejar la escuela y bajar a la ciudad para trabajar. "Me costó mucho dejar los valles, a mi familia y amigos", contó.

Después conoció a su pareja y a los 20 años tuvo a su primer hijo, luego vino el segundo. Pero nada de esto logró aplacar la necesidad que tenía de continuar estudiando. "Siempre había sido para mí una cuenta pendiente. Soy muy tímida, miedosa y me encanta estudiar", se definió frente al auditorio que la escuchaba atentamente.

Su vida siempre fue de sacrificios, tanto de ella que tenía que hacer seis kilómetros en bicicleta para llegar a la escuela primaria ("el horario siempre era un problema para mí") como de sus padres, que con esfuerzo la mandaban a la escuela.

Por eso, terminar la secundaria era algo que se lo debía, a ella y a su familia. Así fue que retomó los estudios en el turno para adultos de una escuela de Tafí del Valle. "Voy a extrañar a mis compañeros y los mates que compartimos estos años", confesó ya con la voz entrecortada por la emoción.

Cuando terminó su discurso todos se pararon y la aplaudieron con muchas ganas. Durante el acto estuvieron presente el ministro de Educación de la Nación, Alberto Sileoni, el gobernador, José Alperovich, la Ministra de Educación provincial, Silvia Rojkés de Temkin, entre otros funcionarios.

Un centenar de chicos recibieron distinciones por ser unos "bochos" y terminar la secundaria con excelentes promedios. Cada uno representaba a un establecimiento de cada nivel: secundario, técnico, privado y de adultos.

También se distinguieron a cinco profesores destacados de cada uno de los niveles. El lunes se realizará el mismo acto en Concepción, durante el cual se entregarán certificados a los mejores promedios de las escuelas del sur de Tucumán.

KAREN QUIROGA (17)
Escuela Secundaria Barrio Sutiaga

Terminó el secundario con un promedio de 10, así redondo. Asegura que no le resultó tan difícil mantener el ritmo de estudio y que su materia favorita fue Psicología (quizás también sea esa la carrera universitaria que elija ahora). Reconoce que siempre tuvo facilidad para todas las asignaturas y que ninguna le resultó verdaderamente complicada. Para ella estudiar Matemáticas, Geografía y Lengua representaban el mismo esfuerzo.

Cristian fernández (18)
Escuela Secundaria Barrio El Mirador


Por las mañanas cursaba el secundario, por las tardes ayudaba a su padre en el taller de soldadura y recién por las noches aprovechaba para estudiar, a veces muy cansado. Reconoció que con esfuerzo logró mantener un buen promedio (logró 9.25) y que ahora su nuevo desafío es estudiar Ingeniería en Sistema en la Universidad Tecnológica. "Mis amigos no saben de esto, supongo que mañana (por hoy) se van a enterar".

MARTA GERÓNIMO (56)
Escuela Cens 114 (turno noche)


Nunca es tarde, así lo pensó Marta, viuda, ama de casa y madre de un hijo de 20 años. Ahora que terminó el secundario está decidida a seguir estudiando el profesorado en Francés porque ya tienen una base y le apasionan los idiomas. Egresó con 9.50 de la escuela nocturna. "Para mí hijo es un gran orgullo que su mamá haya podido terminar la secundaria", confiesa. En un futuro sueña con trabajar en contacto con extranjeros.

MARTA GALVÁN (25)
Escuela de Administración


Cuando comenzó a buscar trabajo en el comercio se dio cuenta que todos le exigían el titulo secundario. Esto hizo que se decidiera a terminarlo. Es soltera, por lo que todavía no tiene exigencias y pudo completarlo en tres años. Ahora está dispuesta a continuar estudiando el profesorado de Matemáticas, la materia que más le gusta y, por supuesto, conseguir trabajo. "Mis padres están muy orgullosos por esta distinción", dijo.

VIRGINIA CHAÍN (17)
Colegio Nueva Concepción


Siempre fue muy aplicada y por eso ahora recibió esta distinción. Esta adolescente explicó que para tener buenas notas en el colegio (ella iba doble escolaridad) no hay que pasarse tantas horas estudiando, pero si tener constancia y esfuerzo. Ahora su próxima meta es ingresar a la carrera de Medicina, para lo cual viene preparándose desde hace varios meses. Reconoció que sus hermanos también son buenos alumnos.

LUCAS GARCÍA BENEGAS (17)
Instituto San Martín


Para él esta distinción, además de un reconocimiento al esfuerzo es una manera de premiar el sacrificio de sus padres. "La clave para tener buenas notas es prestar más atención en clase, nada más. Así, no hay que estudiar tanto en casa", explica el adolescente. Ahora se prepara para estudiar la carrera de Contador Público ("para ser alguien en la vida"). Al parecer las notas seguirán siendo buenas porque aprobó el examen de ingreso con 9.

JULIÁN VILLALBA (18)
Escuela Técnica 3 Juan B. Terán


Tener buenas notas en la escuela técnica pareciera ser más difícil, pero según Julián lo importante es tener buenos hábitos y, sobre todo, buenos amigos. "Todos en mi grupo éramos estudiosos. A las amistades hay que elegirlas un poco", aclara. En la primaria también fue abanderado y asegura que este reconocimiento es un orgullo para él y un ejemplo para su hermana más chica. El futuro todavía está por verse, pero no descarta alguna ingeniería.

SERGIO ALVERO (18)
Escuela Técnica 1 Independencia Argentina


Dice que este año estuvo lleno de premios, todo gracias a sus buenas notas. Le regalaron un viaje a Buenos Aires para visitar Tecnópolis y también le entregaron una medalla. El esfuerzo valió la pena. En un año más se recibirá de maestro mayor de obra y después quiere estudiar Ingeniería Civil. Asegura que nunca se llevó ninguna materia y que en el curso sus amigos siempre fueron buenos alumnos.

EUGENIA ACOSTA (18)
Escuela Secundaria Rincón del Este


Ahora que terminó el secundario quiere continuar estudiando y ya se decidió por el profesorado en Inglés. Su objetivo es trabajar en algo relacionado, aunque sueña con poder viajar. La escuela, asegura Eugenia, no fue difícil y con unas horas por semana las materias podían aprobarse sin complicaciones. Egresó con un promedio superior al 9 y espera continuar siendo buena alumna durante la Universidad. Sabe que es una carrera muy sacrificada.

ANA DANIELA CAJAL (18)
Escuela Secundaria Cruz Alta


Con una sonrisa y sin vueltas, Ana reconoce que era la más estudiosa de su grupo de amigas y la que muchas veces tenía que decirles que se pusieran las pilas con los libros. De todas maneras, explica que nunca dejó de hacer lo que una chica de su edad hace, por ejemplo, salir e ir a bailar entre amigos. Durante el secundario la materia que más disfrutó fue Biología. Quizás sea algo relacionado con eso lo que ahora continúe estudiando.   /lagaceta.com.ar


| Tamaño texto:
+ / -
| Compartir:


-->

links