Destacan la importancia de la Casa Sucar en lo arquitectónico y ambiental

Miércoles, 18 de Enero de 2017 10:45

Ana Chiarello (izq.) se reunió con el concejal Agustín Romano Norri (der.), quien impulsa los proyectos para preservar la Casa Sucar.



En medio de la polémica por la Casa Sucar, el concejal del Acuerdo para el Bicentenario (ApB), Agustín Romano Norri, se reunió con Ana Chiarello, directora del Instituto de Historia y Patrimonio de la Facultad de Arquitectura y Urbanismo de la UNT, para dialogar sobre la importancia de preservar el inmueble de avenida Salta al 500.

“Desde la Municipalidad de San Miguel de Tucumán se intenta evitar la demolición de la Casa Sucar. La casona fue levantada a principios del siglo XX, por lo que sería un crimen para nuestro patrimonio arquitectónico demolerla y no salvarla. El intendente Germán Alfaro demostró decisión política para conservar la construcción, a diferencia del gobernador Juan Manzur y de los legisladores oficialistas, quienes en la última sesión del año pasado no quisieron tratar el proyecto de expropiación de este bien cultural de todos los ciudadanos”, expresó Romano Norri.

A su vez, el radical consideró que “destruir un bien patrimonial es ir contra la historia y memoria de un pueblo”. Agregpo que “borrar el pasado, es no tener futuro”.

Luego, el edil adelantó que las distintas bancadas del Concejo Deliberante capitalino apoyarían la intención de resguardar al viejo inmueble. En una posible sesión extraordinaria, se votaría a favor de la permuta o la expropiación de la Casa Sucar.

Por su parte, Chiarello se refirió a los valores de la edificación ubicada en barrio Norte. “La Casa Sucar es fundamental conservarla desde el punto de vista arquitectónico y desde el ambiental. Es una construcción característica de comienzos del siglo pasado, donde se destacaba el modernismo estilísticamente. Permite conocer cómo se vivía en aquella época en el país y en nuestra ciudad. Junto a las viviendas colindantes formaban parte de un tramo del boulevard Salta, que contaba con casas aisladas rodeadas de jardines y hoy es uno de los pocos lugares donde todavía hay verde en la zona y eso es lo importante si se tiene en cuenta las altas temperaturas de Tucumán”, explicó la especialista.

En la noche del martes, Romano Norri participó de las actividades que se llevaron a cabo en la Casa Sucar, en el marco del evento Arte + Danzas como forma de protesta contra una eventual demolición. Los organizadores del encuentro pretenden que la casona se convierta en un espacio cultural.