Cometió un asalto y meses después acribilló a un familiar de su víctima

Domingo, 19 de Marzo de 2017 05:16

RECLAMO. “Esto es tierra de nadie; la Policía y la Justicia tienen que actuar”, dijo una familiar de Vázquez. La Gaceta / Foto de Héctor Peralta.



“Mi hermano había tenido problemas con esta gente porque le robaron a un sobrino nuestro el año pasado, como hacen con todos los vecinos del barrio. Ahora lo cruzamos en la calle cuando volvíamos de trabajar; se bajó de la moto y le disparó sin decir nada. Con total frialdad”.

Así recuerda José Ariel Vázquez el momento en el que su hermano Federico Manuel Vázquez fue baleado por un joven de la zona, quien luego escapó.

El hecho ocurrió el viernes cerca del mediodía en las calles del barrio El Progreso de Alderetes.
Cerca de las 11.30, los hermanos Vázquez regresaban caminando desde la cortada de ladrillos en la que trabajan hasta su casa de calle Santiago al 900 del barrio Independencia. En el camino, fueron interceptados por un tal “Sachi” y un cómplice, quienes se movilizaban en una moto negra, tipo enduro. Aparentemente, el acusado vio el momento oportuno para vengarse del joven que meses atrás le había reclamado por el robo a un familiar.

Imprevistamente “Sachi” descendió del rodado y enfrentó a Vázquez, a quien le dio un tiro en el pecho. Luego abordó la moto y huyó. La víctima quedó tendida en el piso hasta que llegó una ambulancia en la que fue traslado al Centro de Salud.

La bala atravesó el cuerpo de la víctima. Por la gravedad de la herida, fue intervenido quirúrgicamente en tres oportunidades. Finalmente falleció tras 10 horas de agonía.

El sábado, durante el velorio de Vázquez, sus familiares explicaron que no se trató de un robo ni de un ajuste de cuentas, sino que el homicida y la víctima estaban enfrentados desde noviembre, cuando “Sachi” asaltó a un familiar del fallecido. Desde ese momento, la familia del muchacho quedó en la mira del peligroso sujeto, oriundo del barrio Lapacho.

“No me esperaba esto que pasó, aunque sabía que esta gente era capaz de cualquier cosa. Por eso tenemos mucho miedo. Lo único que pido es que se haga Justicia”, reclamó entre lágrimas Johana Suárez, pareja del joven asesinado.

Marta Vázquez, madre de la víctima, comentó que la familia del asesino llegó hace un tiempo desde el barrio Juan XXIII (“La Bombilla”) de la capital y se instaló en el barrio Lapacho, ubicado a pocas cuadras del domicilio de la familia del joven asesinado. “Desde que llegaron toda la zona se volvió muy peligrosa. Andan todo el día drogados y robando, no les importa nada. Mi hijo no se drogaba ni robó nunca, él se dedicaba a su trabajo”, se lamentó la mujer.

“La Policía y la Justicia tienen que actuar. ¿Qué es lo que esperan? Esto es tierra de nadie”, se quejó Viviana, hermana de la víctima, y agregó: “Lo que quisiéramos es quemarle la casa, pero es tanto el dolor que no nos quedan fuerzas y además no ganaríamos nada”.

La familia Vázquez adelantaron que realizarán una marcha reclamando el esclarecimiento del caso.
Partirán desde el barrio Independencia y se dirigirán hasta la comisaría local. “La familia de este tipo tienen un arsenal es su casa. Hay que detenerlos para que dejen de hacer daño y causar tanto dolor”, advirtieron los Vázquez.
 

Fuente: http://www.lagaceta.com.ar/nota/722539/actualidad/por-venganza-matan-joven-tiro.html