Cinco hermanos abandonados piden ser adoptados todos juntos

Domingo, 19 de Marzo de 2017 18:41

Los cinco juntos. Así quieren estar. Y así estarán.



Ya sufrieron demasiado y vivir separados es su mayor dolor. La más chica tiene dos años, el más grande once. Son cinco hermanitos, dos mujeres y tres varones, que han hecho un llamado al corazón. Quieren ser adoptados todos juntos.

¿Y sus padres donde están? Padre hay, pero no para ellos. Se marchó y los dejó al cuidado de su mamá. Entonces hay madre, dirán ustedes. Había, tiempo pasado. La buena señora, entre drogas y amantes, no tenía mucho tiempo para dedicarle a sus criaturas. Los servicios sociales investigaron y decidieron sacarle, un año atrás, a los cinco niños.

Los chicos fueron repartidos en cinco casas distintas. De golpe, cada uno de ellos se quedó sin padres y sin hermanos al mismo tiempo. Demasiado. Entonces, el mayor del grupo decidió publicar en el sitio web del diario Kansas City Star, un aviso. Simple. Con una foto de los cincos y un título: Family Wanted (Buscamos familia). La red explotó.

Cuatro millones de personas entraron al aviso. Y no sólo eso. Tres mil enviaron sus datos para ser los nuevos padres de los cinco chicos. El Servicio para la Infancia de Kansas, la ciudad estadounidense donde viven los pequeños, dicen que nunca vieron algo igual. Fue tanta la repercusión del llamado al corazón, que debieron retirar el aviso de la página web del diario, ya que la misma había colapsado por el tráfico.

Hay que darle también las gracias a un hombre. Se trata de Mark Weber, que enterado de la decisión de los hermanitos, les sacó la foto a todos juntos y puso un pequeño perfil de cada uno.

Los cinco felices. Ya no estarán separados. La primera victoria.


El mayor, Bradley, tiene 11 años. Ama la música, es respetuoso, dulce y gentil, y por sobre todas las cosas, siempre cuidó de sus hermanos, hasta que un año atrás todos fueron separados.

Después viene Preston, de 10 años. Amante de los animales y apasionado de la vida al aire libre. Le gusta pescar y jugar al fútbol. Y juntar figuritas de los Pokémon.

A él le sigue, en orden decreciente, Layla, de 8 años. Apasionada del hip hop y jugadora de vóley y sóftbol. En el tiempo libre que le deja el colegio le gusta curar a los animales heridos.

Después llega Landon, de 6 años. El pensante del grupo. Ya tiene definido que de grande quiere ser profesor de educación física. Mientras, también colecciona figus de Pokémon.

Y por último está Olive, que acaba de cumplir 2. Sus cuatro hermanos la definen así: "Es una campeona en hacer cosas de una nena de dos años. Es decir, líos. Pero lo que más le gusta es recibir cariño. No puede estar sola".

¿Qué futuro les espera? Si uno es confiado puede decir: el mejor. Theresa Freed, del Departamento para la Familia declaró que los chicos están en diversas casas a la espera de ser adoptados, pero ante su pedido y la cantidad de familias que se inscribieron para tenerlos juntos, se decidió que así será. Y aclaró que ya han individualizado y están estudiando a un grupo grande de familias para tomar la decisión final.

Lo han logrado. Ya habían sufrido demasiado. Sin padre ni madre presentes sólo necesitaban amor. Y principalmente estar juntos. Lo que muchas veces los ojos de los grandes no ven, los corazones de los chicos lo logran. Era una soberana injusticia repartirlos como paquetes en distintas casas.

Bradley podrá cuidar de los otros cuatro. Preston tendrá compañía para jugar a la pelota. Layla ya no curará animales sola. Landon podrá cambiar las figuritas de Pokémon con Preston. Y Olive podrá ser querida por cuatro personas que no quieren estar separadas de ella.

Se acerca el mejor futuro para ellos. Ya sufrieron demasiado. Podrán estar juntos, el gran sueño que tenían. El primer sueño que cumplirán en su vida...


Fuente: http://muy.clarin.com/muy-curioso/colapsaron-hermanos-abandonados-adoptados-juntos-225515.html