Hay más electrodomésticos y ropa importados y se resiente la producción

Viernes, 21 de Abril de 2017 06:50

A la caída de las ventas se suma que llega más volumen del exterior e impacta en una menor participación del producto local en el mercado, según informes privados. /Foto: La Nación



En un mercado deprimido por el freno del consumo, los productos importados, entre ellos electrodomésticos, ropa y autos, pierden lugar en el mercado interno debido a la apertura gradual. Esa situación no es neutra y resiente aun más la producción industrial local y el empleo.

Especialistas consultados coinciden en que no existe una "ola de importaciones", aunque la reapertura del comercio exterior luego de un 2015 clausurado por la falta de dólares y las trabas para importar produjo una reducción de la participación local en varios rubros sensibles. Además, en 2016 se produjo una caída del consumo del 1,4%, según el Indec .

Un informe de la consultora Ecolatina estimó que los electrodomésticos que se venden en el país provienen en su mayoría -en un 95%- de producción local. La excepción son los pequeños, donde esa relación se reduce al 35%.

"El levantamiento de las restricciones comerciales y la apreciación del tipo de cambio hacia fines de 2016 permitieron una mayor oferta a precios más bajos de bienes provenientes del exterior"
, afirmó Mariángel Ghilardi, coordinadora de estudios sectoriales de la consultora. En ese sentido, pese a que el mercado se redujo en 2016, el producto importado ganó espacio. En línea blanca, la pérdida de la participación de la producción doméstica fue de 3,1 puntos porcentuales (pp) del mercado, mientras que en pequeños electrodomésticos fue de 2,9 pp y en la línea gas, sólo 0,6 pp.

En la primera, los grandes perdedores de mercado nacional fueron los lavavajillas (-27,6%), heladeras (-5,6%) y aire acondicionado (-1,2%). En la línea de gas, calderas (-8,4%), hornos (-4,8%) y calefones (-3,6%). Entre los pequeños electrodomésticos, las afeitadoras (-12,5%) y las planchitas para el pelo (-3,8%).

"No hay una ola de importaciones, pero de a poco van entrando algunos productos que compiten con la producción nacional. Veníamos de un mercado muy cerrado y hubo una flexibilización, por eso hay una tendencia a la pérdida de participación nacional", estimó Ghilardi, que agregó que, aunque no hicieron los cálculos, esta situación, sumada a la caída del consumo interno, produjo suspensiones y despidos. Según datos oficiales, la industria manufacturera perdió 47.823 trabajadores entre diciembre de 2015 y 2016. Fue el sector con más caída del empleo.

Se conoció además un informe de la Cámara Industrial Argentina de la Indumentaria (CIAI) que indicó que la importación de prendas de vestir rozó en marzo los US$ 70 millones, el doble que en igual mes de 2016, mientras que en términos de volumen se registró un aumento del 135%, hasta casi 3,2 millones de kilos. El estudio -con datos de la Aduana- afirmó que se registró además un alza de las compras de vestimenta a China, principal proveedor de esa mercadería al mercado argentino. "Hay una caída del mercado y sube la importación. Eso te golpea doble", afirmó José Ignacio de Mendiguren, vicepresidente de la CIAI y diputado del Frente Renovador.

En la Secretaría de Comercio afirmaron que los textiles importados pagan un arancel del 35% y que actualmente existe un "efecto estacional" (65% se importa en invierno y 35% en verano) que se irá "diluyendo" con el tiempo. En esa dependencia afirmaron que la importación de ropa cerrará este año "en valores similares" a los de 2016. Por otra parte, recordaron que en el país no se fabrican afeitadoras, en tanto que las heladeras importadas son las de alta gama, que no se hacen en el país.

En cuanto a los autos, según la consultora Radar, en base a datos oficiales, la participación nacional en la producción de vehículos pasó del 48% en 2015 al 39% en 2016 y al 29% en el primer trimestre de este año.

"El aumento de la participación de productos importados en el mercado nacional se observa en diversos sectores industriales, tanto en los que crecieron en sus niveles de ventas, como tractores y autos, como en los que vieron caer sensiblemente su demanda, como línea blanca, calzado e indumentaria, entre otros", afirmó Paula Español, directora de esa consultora. "El correlato directo de esta tendencia es la persistente destrucción de empleo", lamentó la ex subsecretaria de Comercio Exterior durante la última etapa del kirchnerismo.



Fuente: http://www.lanacion.com.ar/2014286-hay-mas-electrodomesticos-y-ropa-importados-y-se-resiente-la-produccion