Los médicos fueron a la Legislatura en busca de protección contra la violencia

Viernes, 21 de Abril de 2017 06:53

VARIAS VOCES. En la reunión se escuchó a la ministra de Salud; a representantes del sector, tanto público como privado, y a la decana de Derecho. La Gaceta / Foto de Franco Vera.



El problema no es nuevo, pero una serie de incidentes que se produjeron en los últimos días volvió a visibilizarlo. Tras conocerse los episodios de violencia que sufrieron dos médicos la semana pasada, se convocó a una reunión en la Legislatura con el fin de analizar dos proyectos que apuntan a prevenir y sancionar las agresiones hacia los trabajadores de la salud.

El debate duró casi dos horas, el jueves a la mañana. Hubo representantes de las comisiones de Salud y Seguridad de la Legislatura, del Colegio Médico de Tucumán y de la Asociación Clínicas y Sanatorios. También estuvieron la ministra del área, Rossana Chahla, y la decana de la Facultad de Derecho de la UNT, Adela Seguí.

En el encuentro se explicó en qué consisten ambas propuestas: una había sido presentada por los legisladores José María Canelada y Adela Estofán de Terraf (bloque UCR) el 15 de febrero, y la otra, que lleva la firma del parlamentario Renée Ramírez (bloque Tucumán Crece), una semana después. La primera plantea un régimen especial contra la violencia no sólo en el ámbito de la salud sino también en las instituciones educativas. Al igual que la de Ramírez, propone que se considere contravención cualquier agresión física o verbal hacia el personal y que esas conductas sean sancionadas con multas o arrestos.

“Estamos preocupados por la inseguridad que sufren los trabajadores de la salud; por eso hemos pedido esta reunión para que entre todos podamos unificar ambos proyectos y elaborar una propuesta abarcativa que les dé respuesta y tranquilidad”, explicó Ramírez.

Canelada, por su parte, sostuvo: “hemos insistido mucho frente a nuestros pares en que las medidas para frenar la violencia incluyan no sólo a trabajadores de la salud, sino también a quienes se desempeñan en el ámbito de la educación. La iniciativa del oficialismo, en cambio, sólo se preocupa por el sector sanitario. Durante varios meses nos hemos reunido con representantes de la salud y la educación, escuchamos durante sus miedos e inquietudes, y consideramos que ambos son grupos vulnerables que necesitan de nuestra rápida asistencia y de nuestra reacción, antes de que sufran nuevos hechos violentos”.

Situaciones distintas

“Estamos trabajando muy bien desde hace bastante tiempo pero es importante que exista una buena ley para que haya trabajadores protegidos porque no queremos más violencia en la salud; este es un sector muy vulnerable porque trabaja las 24 horas; y el médico lo hace bajo mucho estrés ya que tiene que tomar decisiones inmediatas y dar respuestas”, planteó la ministra Chahla. Además remarcó que la mayoría de las situaciones violentas se producen en consultorios internos y no en las emergencias, como se cree. “Hay que apuntar a la prevención y evitar que estos problemas sucedan”, alertó.

Respecto a las medidas implementadas anteriormente, cuando ya se habían producido otras situaciones de esta naturaleza en algunos CAPS y hospitales, Chahla aclaró: “cada lugar y cada situación son particulares; se activaron todos los protocolos y ninguna situación llegó a mayores. Ningún protocolo es infalible, por eso tenemos que tomar medidas generales y algunas especiales que se van a aplicar en cada lugar”.

Por su parte, el coordinador de Seguridad del Siprosa, Federico Jordán, remarcó que apuntan a una cultura no violenta. “No se quiere cercenar ningún tipo de derecho: nuestro sistema de salud tiene una atención abierta y las 24 horas del día, pero hay deberes y derechos que deben cumplir los pacientes, sus familiares y nuestros profesionales, que necesitan trabajar seguros. La violencia está afectando al sistema público y al privado”, advirtió.

Tanto el Colegio Médico como Clínicas y Sanatorios tienen plazo hasta la semana que viene para presentar sus aportes y sugerencias en la Legislatura, para así avanzar en la unificación del proyecto. El secretario general del Colegio Médico, Héctor Sale, comentó que les pidieron celeridad a los legisladores en el tratamiento de este tema.
 

Fuente: http://www.lagaceta.com.ar/nota/726651/actualidad/no-queremos-mas-violencia-salud.html