Investigan la muerte de un joven que apareció baleado en el parque 9 de Julio

Viernes, 19 de Mayo de 2017 06:29




Confusión. Caos. Gritos. Más de 10 vainas de proyectiles de diferentes calibres diseminados por una calle del parque 9 de Julio. Ese fue el cuadro con el que se encontraron los policías cuando llegaron al lugar donde estaba tirado en el suelo un joven. El disparo que había recibido en el rostro le quitó la vida en cuestión de segundos. Ahora los investigadores tratan de saber cuál fue el móvil del crimen.

Alejandro “Chucky” Almada tenía 25 años y antecedentes por robo. Encontró la muerte en la esquina de las avenidas Los Tarcos y Ramón Paz Posse. Por la balacera que se produjo momentos antes, los investigadores pensaron, al principio, que se trató de un enfrentamiento entre dos bandas. Con el correr de los minutos, esa hipótesis fue dando lugar a otra.

Al revisar las pertenencias del joven, los investigadores encontraron que tenía una billetera de otra persona y dos celulares. Uno de ellos fue reconocido por los familiares como el de Almada, pero no pudieron precisar de quién era el otro teléfono.

Horas después, desde una clínica privada, los pesquisas recibieron la información que un vecino de Almada había ingresado con una herida de bala en la zona del tórax. Este dijo que trabajaba como cadete de una pizzería del barrio Lola Mora y que, cuando llevaba un pedido a la zona de Villa 9 de Julio, fue interceptado por un grupo de personas que quisieron quitarle la moto; como se resistió, le dispararon por la espalda, aunque no le robaron el rodado.

Personal de la División Homicidios, al mando de los comisarios Hugo Cabezas, Sergio Juárez y Daniel Cuéllar, después de haber recibido algunos datos de los peritos de la fuerza, establecieron que “Chucky” habría sido atacado mientras corría por el parque. Los investigadores ataron cabos y se dieron cuenta que este estaba con el cadete.

Los policías creen, entonces, que ambos jóvenes fueron baleados mientras huían. Sin embargo, no tienen en claro los motivos. Por ahora manejan dos móviles: que fueron agredidos por una banda en un posible ajuste de cuentas, o que una persona a la que habrían asaltado, los atacó a disparos.

Testimonios

Nahuel lava autos en la zona donde se produjo el crimen. Tiene temor que lo saquen del lugar y por eso no da a conocer su apellido. “Hay muchos delitos por esta zona. Les roban a las parejas sobre todo. Vienen en moto y les arrebatan.

La Policía no anda por acá, recién aparecen cuando pasa algo”, dijo. Juan Carlos Salvatierra, su compañero de trabajo, agregó: “siempre se ha robado en el parque. Andan en moto y atacan a los visitantes”.

Las personas que practican deportes en la zona confiaron que la inseguridad se incrementó desde que se realizó una obra. “Cuando abrieron la avenida que pasa por el autódromo y sale a la avenida Coronel Suárez, los motoarrebatadores salen a toda velocidad a la Costanera”, indicó Beatriz Fuentes.

“Esa obra está buenísima porque generó un nuevo camino en el parque. Pero desgraciadamente le terminó haciendo un favor a los ladrones”, opinó María del Carmen Rodríguez.
 

Fuente: http://www.lagaceta.com.ar/nota/730327/actualidad/investigan-muerte-joven-parque-9-julio.html