Los súper dicen que pierden plata: planean fuertes cambios de tecnología

Lunes, 19 de Junio de 2017 07:58

Los supermercados dicen que en 2016 tuvieron pérdidas del 1 al 2%. Apuran la venta con celulares y locales más sofisticados. /Foto: Clarín



Hubo asamblea de accionistas de Carrefour en París. Estaban, entre otros, las familias dueñas de Tiendas Lafayette y de Louis Vuitton, que controlan los mayores paquetes accionarios de la marca de supermercados.

Se habló de los negocios de la cadena en medio mundo, de China a Rumania, de España a Brasil.

Y también de la Argentina: el directorio informó que el país viene de un período difícil, pero que esperan que la situación empiece a remontar en el segundo semestre.

Este va a ser el segundo año en que las grandes cadenas de súper argentinos pierdan dinero, se explicó allí.


Mientras en el mundo hablan de cómo incorporar robots a la atención al cliente o de changuitos que identifican solos cada producto, en nuestro país lidian con un mercado que sigue cayendo a un ritmo superior al 6%, fue el diagnóstico. Igual la filial argentina encara proyectos como abrir en el corto plazo un nuevo formato, premium, dentro del esquema "urbano" que la compañía está desarrollando a nivel global.

Los márgenes de ganancia de los supermercados son históricamente de entre 2 y 3 por ciento. Pero en 2016, en Argentina, señalan en Carrefour, las grandes cadenas tuvieron pérdidas de entre 1 y 2 por ciento de su facturación. Y las ventas de los franceses en el país rondan los $ 50.000 millones. Para este año esperan resultados similares.

En París se realizó este fin de semana la exposición Viva Technology, una muestra gigantesca del negocio digital. Carrefour fue uno de los sponsor. Están explorando hacia dónde va el comercio. "¿Cómo será el retail en 10 años?", se preguntan. Buscan respuestas asociándose con decenas de jóvenes desarrolladores. Uno presentó una impresora 3D que trabaja con alimentos, armando chocolates a medida, o bocaditos de puré o palta. Otro un changuito con cámaras inteligentes que reconocen la forma de cada uno de los productos de las góndolas, y van facturando cuando el cliente mete el producto dentro.

Es que la manera de vender está evolucionando. Carrefour nació como hiper y hoy tiene una gama amplia de tipos de locales. Los market son los mas tradicionales, pero incluyen ahora en Francia productos exhibidos como en un mercado callejero, para hacerlos más amigables, pan horneado tres veces al día, flores, marcas propias de alta gama. Los City franceses son los más pequeños, distribuidos en la ciudad como los Express porteños.

Pero apuntan a una vida diferente: comida hecha, sushi, champagne y cerveza fríos, estantes con todo listo para preparar un coctail. Hasta mesas para tomar un café con cargador para el celular. El servicio empieza a superar al producto en sí.

En poco tiempo lanzarán un formato similar en Buenos Aires: locales con mucha comida preparada, ensaladas, bebidas frías, apuntando a los oficinistas. Pero que también tengan lo básico para un público general. Superficies de unos 100 m2 (los Express tienen 140m2 promedio) y unos 3.000 productos diferentes. "Si las pérdidas en la Argentina son algo temporal, los accionistas lo aceptan", dicen en Carrefour.

¿Qué cosas pasan en el mundo en tanto? En Francia avanzan con Bio, una cadena donde venden sólo productos orgánicos. Esto es, un súper donde desde las gaseosas al detergente, del pan al café están producidos bajo certificaciones de que no tienen añadidos no naturales.

En muchos países apuran la venta desde el celular, con entrega a domicilio. En París garantizan que el delivery llega en media hora: es que Amazon ya desembarcó en el mercado de productos frescos y promete ese tiempo de entrega. "Tenemos que ser omniplataforma, estar presentes en todas las opciones de venta", dice Anne Laure Klein directora de estrategia de la marca.

En un local de Belgrano, en Buenos Aires, están experimentando con un llamador que avisa al cliente cuando puede ir a la caja, sin hacer cola.

En 2016, en la Argentina, las ventas de alimentos cayeron entre 6 y 8 por ciento, dicen en la cadena. Este año la situación es similar, aunque más moderada: en los primeros cinco meses la retracción fue del 5%. Esperan, sin embargo, que en el segundo semestre haya un alza. Pero no suponen que sea suficiente para compensar el rojo acumulado.

¿Seguirán las ofertas del 3 x 2 o 70% de descuento en el segundo producto? "En Francia también las hacemos", dicen los supermercadistas. ¿Precios Cuidados? Hoy es el 8% de las ventas de la cadena, contra más del 10% que supo tener en su momento de mayor expansión. Pero sigue.

En la Argentina, hoy la venta electrónica es de alrededor del 2% del mercado de alimentos. En los países centrales, llega al 6 u 8%. Por ahí pasa el camino.

¿Algunos ejemplos más? Carrefour Francia acaba de asociarse con una app para programar la reparación del auto en más de un centenar de talleres, cuenta Hervé Parizot, director de comercio electrónico del grupo. Compraron empresas de venta on line de helados, de vinos y de productos orgánicos.

Con esa estrategia buscan también captar público más joven. En España el 27% de los que hace compra on line no pisaba los locales de la cadena. Allí además hay robots que asesoran sobre qué vino comprar. En Italia ofrecen un scaner hogareño al que se enseña cada cosa que se consume y la anota para la próxima lista de compra. En Rumania hacen compra con realidad virtual. En Italia ya hay supers abiertos las 24 horas. Esos son los caminos que recorre hoy el supermercadismo. El de la Argentina, por ahora, es un poco más prosaico.



Fuente: https://www.clarin.com/ieco/economia/supermercados-encaran-segundo-ano-numeros-rojo_0_Skv-GdEXW.html