¿Qué le pasa a Tinelli?: reclamos y furia contra sus productores

Jueves, 13 de Julio de 2017 08:12

El conductor fue integrando a todos aquellos protagonistas que participan en el armado del programa a base de retos y condiciones. ¿Nueva estrategia para sumar televidentes o enojo?



¿Qué le pasa a Marcelo Tinelli? Para algunos, lo ocurrido el martes por la noche con uno de sus máximos hombres de confianza fue un hecho que paso desapercibido. Pero otros notaron que es una secuencia que se viene repitiendo desde hace algunas semanas.

Mientras el conductor del Bailando 2017 charlaba con Consuelo Peppino, una de las dos participantes “no famosas” del certamen, descubrió un hecho que podría haberlo molestado. Si bien Tinelli es el rey del show televisivo, esto nunca antes había ocurrido durante su programa.

Doña Consuelo, con la inocencia y gracia de una participante que tiene poco roce con el show, contó que durante el próximo ritmo de Salsa de Tres bailará con Nito Artaza. Hasta ahí todo transcurría de forma natural hasta que la participante agregó que la decisión de tener a su lado al humorista se debe a que Pablo “Chato” Prada se negó a ingresar a la pista.

Pero no solo le dijo que “no” a la tentadora oferta de Consuelo, sino que dijo que no podía porque Tinelli se lo había prohibido a todos los productores. Al enterarse, un poco en chiste, otro poco con algo de enojo, el conductor lo condenó al productor a ser el compañero de la bailarina anónima el próximo ritmo. Claro está, Nito estará acompañándolos también.

Si bien pocos le creyeron en el momento, Marcelo Hugo aclaró en las redes sociales que Prada ya fue confirmado y estará bailando salsa el próximo ritmo. Esto despertó el enojo de su mujer, Lourdes Sánchez, quien le había propuesto a su marido bailarín con ella y que éste seguramente, rechazó la oferta asegurando que el mandamás del programa no lo dejaba.




Muchos podrían señalar que El Chato se lo ganó por mentirle a la participante. Pero el ensañamiento de Tinelli con su entorno de productores y coach viene desde hace varios días. Todo comenzó cuando el conductor se enteró que la ex compañera de baile de El Polaco, Chiara Mea, era pareja de una productora del ciclo: Celeste Roth.

Los rumores de acomodo comenzaron sobrevolar el programa, mientras que Tinelli confesaba enterarse en el momento. El creador de Ideas del Sur afirmaba ser el “último” en enterarse de todo lo que ocurre en los pasillos de los estudios de La Corte. Y si bien lo dijo en tono burlón, no estaba equivocado ya que fue descubriendo muchas más cosas.


 El Dipy y la hija del teatro donde los productores hacen sus shows.

Tan solo horas después, caía otra “acomodada” a la pista del Bailando 2017. En esta oportunidad fue la partenaire de El Dipy, Rocío Pardo, hija de un empresario, dueño del teatro al que Hoppe y Prada llevan sus obras en temporada. El reclamo por aquel entonces no se hizo esperar y, como es costumbre, Marcelo Hugo le hizo saber su sorpresa a un pobre Federico Hoppe.

Existe una sola diferencia entre el ex de Laurita Fernández y la pareja de Lourdes Sánchez: uno esta ubicado en el control. Mientras que el otro se encarga del piso. Esto último lo deja expuesto y tiene que afrontar todos los pedidos del conductor: desde hamburguesas y alfajores, hasta referencias a infidelidades pasadas, nuevas parejas y besos con Piquin.

Pero un día Hoppe se cansó y le dijo “no” al conductor. El productor, quien logró convertirse en figura del medio y llevar a cabo grandes emprendimientos laborales gracias a su larga estadía en el programa más visto de la tevé, rechazó un pedido de Tinelli, el dueño del circo.


 Por culpa de Hoppe, Navarrete terminó en el piso.

Después del baile de Fede Bal y la propia Laurita, el conductor le pidió a su productor estrella si era tan amable de recostarse en el suelo mientras un amigo de la pareja de baile saltaba sobre él. La respuesta fue contundente: “no”. Sorprendido, en ese momento Tinelli aceptó y utilizó a otro integrante de su equipo para el juego. Gracias a Dios existe un Navarrete en el show.

El mismo accedió a recostarse en la pista y soportó que le saltaran un par de veces encima. Cabe mencionar que Manuel Navarrete es otro de los preferidos de Marcelo. Por lo menos a la hora de “torturarlos” en vivo.  Pero volviendo a Hoppe, aquel “no” no le fue barato. Desde entonces, cada semana y media, recibe sin poder resistirse un beso de Hernán Piquín.
Beso a beso, Piquín acorrala a un indefenso Fede Hoppe.

Pero los productores no son los únicos que ingresaron a este nuevo show televisivo que pretende imponer Tinelli. Mientras que algunas bailarinas son criticadas por el hecho de “no saber bailar” y otras son exhibidas pos sus habilidades contorsionistas, el Cabezón optó por apuntar esta vez sus cañones a los jefes de coach: Lolo Rossi y Hugo Ávila.

Primero les hizo sacar un escenario que les puso la producción, donde se paraban por encima del resto, en una especie de intención de hacerlos resaltar. Pero el problema vino después, cuando el conductor se enteró que ambos se turnaban para participar del show. Es decir, tanto Ávila, como Rossi, venían algunos programas y a otros no.

Está de más decir que ahora, tras el reproche del conductor, ambos están ubicados como corresponde. Lo primero que hizo Tinelli fue mandar a buscar al que faltaba y después anunciarles que deberían estar los dos presentes en cada programa. “¿Les molestaría mucho venir a los dos? Es como si Moria Casán y Pampita se turnaran como jurados”, explicó.

 Rossi y Ávila ahora son inseparables.

Ahora Rossi y Ávila son inseparables. Pero la frutilla del postre llegó también el martes por la noche, cuando Tinelli descubrió que una de sus productoras, Virginia Cuenca, era la presidenta de la SRL a nombre de quien está la escuela de baile de los coach jefes. Donde, además, claro, ellos dan clases. Sin ir más lejos, la nueva compañera de baile de El Polaco salió de esa escuela que parecía estar oculta a los ojos de Tinelli. ¿Será así o la sorpresa sobre su entorno también es ahora parte del show?

A su vez, la propia productora explicó que la escuelita fue inaugurada en 2013. Para los desprevenidos, fue el año en que Tinelli decidió tomárselo como sabático. Al parecer, fueron muchos los que, al ver que el conductor no iba a estar a cargo de su exitoso programa, optaron por lanzar sus propios emprendimientos. Eso sí, se sumarían a Showmatch al año siguiente. 

Todos estos detalles divierten al conductor y le ofrecen otro abanico de posibilidades a la hora de hacer el show. El programa ya no se basa solo en los escándalos que puedan traer los participantes y en las polémicas devoluciones del jurado. Marcelo abrió amplio el panorama y todo aquel que este presente en el programa de ahora en más será integrado al show: ya sea el Mago si Dientes, el Spider-Man trucho, el imitador de Sandro, los reidores vip, los jefes de coach o los productores estrellas.
 


Fuente: http://www.bigbangnews.com/bailando2017/Que-le-pasa-a-Tinelli-Reclamos-curiosos-castigos-y-furia-contra-sus-productores--20170712-0037.html