Conmoción y dudas por la muerte de un chico de 18 años baleado por un amigo

Sábado, 12 de Agosto de 2017 07:41




Un joven de 18 años perdió la vida al recibir un balazo en el estómago el viernes a la madrugada mientras estaba con unos amigos. El autor del disparo, que se habría producido de manera accidental, ya se entregó ante la Justicia.

Facundo Gastón Barrios caminaba pasada la 1 por Ingeniero Suárez al 2.700 cuando descubrió a dos amigos que estaban en una esquina. Uno de ellos habría intentado hacerle una broma y le apuntó con la pistola 11.25 que tenía oculta. El arma se disparó accidentalmente y el proyectil impactó en el abdomen del chico.

Los mismos compañeros trasladaron al herido al CAPS San Rafael, del barrio Echeverría. Luego de comprobarse la gravedad de la lesión, fue derivado al Centro de Salud, donde llegó sin vida. Los familiares, cuando se enteraron de su fallecimiento, protagonizaron incidentes en el hospital. Los policías que estaban en el lugar tuvieron que pedir refuerzo para controlar a los más exaltados.

La fiscala Adriana Reinoso Cuello ordenó al personal de la División Homicidios que se hiciera cargo de la investigación. Dirigidos por los comisarios Hugo Cabezas, Sergio Juárez y Daniel Cuellar, los investigadores identificaron al autor del disparo. Se entrevistaron con sus parientes y dijeron que lo presentarían en la Justicia porque tenían temor a que sufra represalias, ya que habría sido amenazado por allegados a la víctima.

El acusado del homicidio se presentó en la Justicia y la fiscala decidió que continuara detenido hasta que se conozcan los resultados de las pericias que se realizaron para confirmar si la muerte de Barrios realmente fue intencional. El sospechoso no entregó el arma y dijo que la habría arrojado en un lugar que no trascendió.

Sin sorpresas

“La verdad es que no nos enteramos de nada. No se sintieron ruidos de sirenas ni se observó presencia policial. Tampoco nos llamó la atención un disparo, porque cuando cae la noche, es común escucharlos. Vivimos en una zona muy peligrosa”, indicó el vecino Marcos Lencina.

Mariana de Herrera aseguró que en el barrio “se cometen muchos arrebatos y hay que ir con mucho cuidado por las calles porque en cualquier momento te asaltan. Es que aquí hay muchos problemas con la droga. Los chicos están buscando la manera de conseguir dinero para poder comprarla”, insistió.

“En el barrio se han perdido muchas cosas que lo hicieron peligroso. Estar en una esquina a la 1 de la mañana en un día laboral y con un arma de fuego no está bien. Eso es lo que nos está sucediendo y por eso ocurren este tipo de problemas”, destacó Juan Carlos Melián, vecino de la esquina donde murió el joven.
 

Fuente: http://www.lagaceta.com.ar/nota/740553/actualidad/investigan-muerte-joven-recibio-disparo.html