La Justicia favoreció a Aranda pero los ediles que responden a Ariel García revocarán la licencia de Lisandro Argiró

Miércoles, 13 de Septiembre de 2017 07:19




La sentencia de los jueces ha sido escueta. En primer lugar, han decidido hacer lugar a la acción de amparo presentada por Rodolfo Aranda. En segundo término -y como consecuencia-, le dieron una orden al Concejo Deliberante de Yerba Buena: que cese en su omisión, a la que calificaron de “arbitraria e injustificada”, y verifique en un plazo de 10 días hábiles si el denunciante reúne las condiciones para ser concejal de esa ciudad.

“Me han dado la razón”, declara el propio Aranda, cuando se lo consulta al respecto. Con este fallo, los camaristas Rodolfo Novillo y Horacio Castellanos (Carlos Giovanniello votó en disidencia) le pusieron punto final a su peregrinaje por la Sala II de la Cámara en lo Contencioso Administrativa. Desde marzo pasado, ahí se tramita ese recurso suyo. Esto no implica -no obstante- que el conflicto haya llegado a su fin: resta ver cómo procederán los ediles.

En su veredicto, los jueces le indicaron al órgano legislativo que examine, con “razonabilidad”, los títulos de Aranda. Esos papeles se encuentran en el edificio de la avenida Solano Vera desde octubre del año pasado, cuando la Junta Electoral Provincial les comunicó que la vacante que había dejado el entonces edil Lisandro Argiró (tomó licencia para asumir como secretario de Gobierno del intendente Mariano Campero) debía ser cubierta por Aranda, el postulante que le seguía en la lista.

Sin acercamientos

“No tienen más excusas”, añade Aranda. Luego, dice que no ha tenido ningún acercamiento con los ediles que se oponen a su asunción.
“Una vez que ellos se notifiquen, empezarán a correr los plazos procesales. En caso de que avancen con aquella amenaza de revocar la licencia de Argiró, veremos qué hacemos”, desliza, en referencia a los dichos del peronista Héctor “Pilón” Aguirre, quien había declarado -en la víspera- que si la Justicia se pronunciaba como finalmente lo ha hecho, iban a analizar la posibilidad de suspender aquel permiso.

Reuniones urgentes

“Que, primero, Argiró renuncie a su banca”, había dicho el concejal, tras haber acusado a su par de haber incurrido en una candidatura testimonial. Consultado ahora, Aguirre se excusa de formular declaraciones, debido a que se encuentra de licencia médica.

La resolución judicial se produce a semanas de que el Concejo yerbabuenense - que debe estar compuesto por 10 ediles- deba elegir a sus nuevas autoridades. Se sabe que el de Aguirre (hoy ocupa la vicepresidencia segunda) es uno de los nombres que, entre varios, se oyen para integrar la mesa de conducción.

Cuando Aranda habla de “veremos qué hacemos”, hace alusión a sí mismo, a Argiró y a Campero. El martes, mantuvieron una reunión en la casa del jefe de Gabinete, Manuel Courel, para analizar sus próximos pasos, ante un nuevo escenario. Minutos antes de este encuentro, el intendente decía que anhelaba que el Concejo cumpla con lo ordenado por la Justicia.

“Se les ha pedido que lleven adelante un análisis objetivo sobre los pliegos de Aranda y que, después de eso, procedan”, afirma. Campero elogia al fallo porque considera que, entre otras cuestiones, los camaristas le han dado a los concejales la oportunidad de que “salgan del laberinto” en el que se encuentran. “Esperemos que no incurran en otro acto contrario a las instituciones y a la democracia”, advierte.

Pronunciamientos

El último día de agosto, Castellanos había sido designado, por sorteo, para que se pronunciara sobre el caso, luego de sus pares fallaran en disidencia. Así se llegó a la sentencia.

Durante los 11 meses que han transcurrido, Aranda ha venido reclamando públicamente la banca. También los ediles afines a Campero, Javier Jantus, Marcelo Rojas y José Macome, hicieron lo propio.

El martes, tras conocer la decisión judicial, Jantus manifestó que había estado conversando con Aguirre y con el otro peronista del cuerpo, Walter Aráoz, para tratar de arribar a un acuerdo. “La Justicia le ha puesto plazo al Concejo para que termine con este atropello a la institucionalidad. Se está violando el mandato del pueblo, que votó a una lista, y por cuestiones políticas no se deja asumir a su representante”, declara el edil camperista.

Sospechas

En una sesión de marzo, la mayoría opositora aprobó la creación de una comisión investigadora del pliego de Aranda. La ordenanza había sido impulsada la mesa de conducción del cuerpo (la integran Benjamín Zelaya, Lucas Cerúsico y Aguirre). Entre sus argumentos, sostenían que debía analizarse la conducta de Aranda antes de tomarle juramento, pues sospechaban de posibles negligencias y de presuntos actos de corrupción, en complicidad con Campero.

Los concejales tenían en su poder presuntos recibos apócrifos supuestamente emitidos por Aranda como director de Saneamiento municipal. Zelaya sospecha que esos fondos no ingresaron a la Municipalidad y que, incluso, había personas facultadas a realizar cobros ambulantes.
 

Fuente: http://www.lagaceta.com.ar/nota/744454/actualidad/aranda-gano-justicia-pero-debe-superar-escollo-concejo-para-ocupar-banca.html