Jaldo

Creen que degolló a sus hijos para evitar que volvieran a estar con su padre

Viernes, 06 de Octubre de 2017 08:07

DESPUÉS DEL CRIMEN. La Policía realiza las pericias en una casa de Santa Fe al 1.800, en la que vivían los niños con su madre. Hubo conmoción en el barrio. La Gaceta / Foto de Franco Vera.



Aldo Martínez estaba cerca de volver a ver a sus dos pequeños hijos luego de nueve meses separados. El hombre tenía una orden de restricción por una denuncia de su ex pareja, pero se pudo saber que estaba al caer el acuerdo de un régimen de visitas.

Se sospecha que ese podría haber sido el móvil que desató el doble crimen que conmociona a Tucumán: durante una madrugada violenta, ella asesinó con un bisturí a los dos niños y escribió una carta culpando al hombre. Sin embargo, las teorías están supeditadas al análisis que una junta médica hará del estado psicológico de la mujer.

El miércoles, la persona que normalmente llevaba a los menores a una guardería de la zona, descubrió que Nadia Gisel Fucilieri había acabado con la vida de sus hijos Marcelino (4 años) y Pía del Rosario Martínez (3) y se había intentado suicidar, pero no pudo cumplir con su cometido. La joven, enfermera de 29 años, fue derivada a varios hospitales hasta que terminó en el Hospicio del Carmen.

Según se estima, la muerte de los pequeños se produjo entre las 2 y las 3 de la mañana. Se sospecha que habría utilizado sus conocimientos profesionales para herir mortalmente a Marcelino con un bisturí en el cuello. Pía habría estado despierta cuando la atacó, ya que en su cuerpito se encontraron varias heridas recibidas mientras se movía defendiéndose. La madre la habría ultimado lesionándola en el cuello con el mismo elemento quirúrgico.

En la requisa que se realizó en la casa de Santa Fe al 1.800, se encontraron elementos que indicarían que Fucilieri habría sufrido algún brote psicótico o algún trastorno emocional antes de cometer el crimen. El primero fue la carta que le escribió a Martínez, su ex pareja. “Hijo de puta ahora vas a sentir culpa… Vas a pagar por cada gota de sangre de tus hijos”, fueron algunas de las palabras que utilizó en la misiva hallada en el comedor.

La enfermera, según fuentes judiciales, habría acabado con la vida de la pequeña en su cama y de allí la trasladó a la habitación donde estaba ya sin vida su hermanito. Por las manchas de sangre que se encontraron en el pasillo, se sospecha que la tuvo alzando por varios segundos antes de dejarla acostada.

Además, debajo de la cama donde estaban los niños se encontraron dos bolsas con sangre. Se estima que, después de herir a los pequeños, ella juntó el líquido y luego escondió las bolsas. Los motivos por los que hizo esto son un misterio, pero podría ser tomado como una prueba de su presunto desorden mental.

Discusión y restricción


Todavía no se termina de establecer qué motivó a la joven habría decidido cometer ambos crímenes. Se especula que todo está relacionado al conflicto que mantenía con Martínez, su ex pareja.

Vivieron juntos en ese domicilio hasta enero pasado. Se habrían separado cuando ella consiguió que la Justicia le dictara una prohibición de acercamiento en ese mes por una supuesta agresión (él le habría arrojado un vaso con gaseosa en el rostro) y desde entonces Martínez no pudo tener contacto con sus hijos, ya que ella le impidió que los viera. Se confirmó en las últimas horas que el productor no tenía ninguna otra denuncia penal por violencia de género.

A mediados de septiembre, después de muchas idas y vueltas, la pareja afrontó una audiencia conciliatoria. Allí, él ofreció entregarle $17.000 mensuales a Fucilieri en concepto de pensión alimentaria (monto que, según aclaró su defensora Silvia Furque, ya habría entregado en varias oportunidades) a cambio de que se le permitiera tener un régimen de visita. La enfermera, por recomendación de una profesional del Colegio de Abogados que brinda asistencia gratuita, rechazó el planteo. El próximo encuentro estaba previsto para el 3 de noviembre, según se confirmó.

Entrevista superada

El martes, Fucilieri había concurrido a una entrevista psicológica que estuvo a cargo de los profesionales del Poder Judicial. Según confirmaron fuentes judiciales, en el estudio no se observó ningún problema y hasta la chica habría confirmado que era de su interés que el padre retomara contactos con los hijos, por lo que los profesionales que la atendieron le explicaron que debía solucionar ese problema cuanto antes.

El hecho de que ya no podría evitar que Martínez tenga contacto con los pequeños podría haber sido el desencadenante del trágico final de esta historia. Sin embargo, según algunas fuentes, también podría haber ocurrido que la enfermera se haya enterado de que su ex pareja habría iniciado una relación con otra mujer.

Impresionado

“Desde que estoy en la División Homicidios he visto muchas cosas, pero jamás me imaginé descubrir una escena de un crimen como esta”, dijo el comisario Daniel Cuellar cuando contó el impacto que le causó esta tragedia.



Fuente: http://www.lagaceta.com.ar/nota/747162/actualidad/madre-habria-matado-sus-hijos-porque-ya-no-podia-evitar-volvieran-ver-padre.html