Contexto.com.ar - La leyenda negra de "Señorita Maestra"

¿A quién votaría Ud para intendente de Yerba Buena en 2015?

Director: Lic. Tomás Luciani
revista@contextotucuman.com


ACTUALIDAD

La leyenda negra de "Señorita Maestra"

Miércoles 03 de Agosto de 2011 07:34:08 |

| Ampliar imagen

La condena a cuatro años de prisión ayer al ex policía y actor Fabián Marcelo Rodrigues, quien personificó a “Cirilo Tamayo” en la telenovela “Señorita Maestra”, reavivó la leyenda negra que pesa sobre esta tira infantil, suceso en la televisión argentina a principios de los ‘80.

Rodrigues fue condenado por un robo cometido en 2004 en el barrio porteño de Palermo, donde murieron baleados dos cómplices, uno de ellos Julio Silva, quien había encarnado a “Siracusa” en el mismo programa de TV.

Los jueces condenaron a “Cirilo” como “coautor” del delito de “robo” por considerar que proveyó el arma con la que “Siracusa” y Marcelo Sosa, ambos ex policías, asaltaron un comercio donde murieron al tirotearse con otro uniformado.

Rodrigues, que al momento del robo prestaba servicios en la Policía Federal, estuvo cinco meses detenido por el hecho.

Además, “Cirilo” integraba la banda musical de cumbia romántica “Los Siracusa”, conformada por Silva y Sosa luego de ser echados de la fuerza en 2002.

Tragedia después del aula

El malogrado destino de Rodrigues no hace otra cosa que alimentar la leyenda que atribuye una “maldición” a casi todos los protagonistas de “Señorita maestra”.

Haya una mano negra o no sobre el programa, lo cierto es que tres de sus actores (entre ellos quien encarnó a Jacinta Pichimahuida, la maestra) murieron trágicamente, mientras que la gran mayoría de los en ese momento jóvenes actores no pudo seguir con su carrera artística pese al éxito y la fama que les dio la tira. Un suceso que resultó siendo tan grande como fugaz.

El “estigma” comenzó a verse cuando, en 1996, Cristina Lemercier (la solidaria e impoluta “Señorita maestra”) se quitó la vida al dispararse un tiro en la cabeza.

Por su parte, Graciela Cimer, conocida en la serie como “Etelvina” (la alumna tan rubia como mala), tuvo una muerte dudosa al caer desde un primer piso de un departamento que compartía con el actor Marco Estell.

La tercera víctima que se cobró el destino maldito del programa fue el propio Silva, que terminó sus días tras el asalto al minimarket por el que condenaron a su cómplice Rodrigues.

Como “Siracusa”, Silva era el alumno travieso y estuvo representado en la canción “De puro pillo” que Lemercier grabó en 1983 para el long play homónimo del ciclo televisivo.

Por su parte, luego de ser detenido, “Cirilo” (que en la ficción estaba enamorado de “Etelvina”) fue echado de la policía y alojado en el penal de Marcos Paz donde permaneció hasta el 9 de noviembre de 2004, cuando salió en libertad condicional hasta ayer.

En “Señorita Maestra” también sobresalió Omar Lefosse, más conocido como “Palmiro Caballasca”, el gordito buenazo, que ahora trabaja de remisero muy lejos de la fama, pese a que confesó hace poco que estudia teatro confiado todavía en encontrar algún espacio en la pantalla chica.

Del elenco original, sólo lograron trascendencia en el mundo del espectáculo Gloria Carrá (“Meche”), Héctor Fernández Rubio (“Efraín”, el portero de la escuela que inmortalizó la frase “blancas palomitas”) y nuestro comprovinciano Gabriel Canci (“Tito).


| Tamaño texto:
+ / -
| Compartir:



links