Nivel de locura de cada signo

Lunes, 24 de Septiembre de 2018 10:14





Cáncer. Ocupa el primer lugar. A simple vista parece centrado y equilibrado, pero el problema está en convivir con él. Como no expresa todo lo que siente y se guarda adentro un torbellino de emociones, termina un día estallando de la manera menos pensada.

Escorpio. Otra bomba emocional a punto de estallar. Con este signo puedes estar viviendo el más apasionante de los romances, y entonces, cuando llegas cinco minutos tarde a la cita, la furia se desata. A la mañana siguiente todo volverá a la normalidad, pero la tranquilidad durará poco tiempo, solo hasta que recuerde que hace unos días llegaste tarde a la cita.

Piscis. Sus frustraciones las expresa con el mal humor dibujado en la cara. No es raro que te encuentres a Piscis sumamente malhumorado por emociones internas que se han dado tremendo encontronazo.

Géminis. La personalidad doble de Géminis hace que en ocasiones entre en conflicto hasta consigo mismo. En el ámbito sentimental, Géminis suele ser de los que juegan con el amor. El compromiso no es lo suyo.

Leo. El egocentrismo de Leo hace que a veces pierda el sentido de la realidad y el orden, lo que lo hace sentirse incomprendido y desesperado. En muchas ocasiones el fuego se le sube a la cabeza.

Aries. Idéntico a Leo, sin la ferocidad de un león pero con la terquedad de una cabra. Aries se enloquece a si mismo, y enloquece a quienes tiene al lado.

Acuario. Es un signo muy extraño. En ocasiones, suele enojarse y pareciera que no hubiera nada que lo haga calmar su enojo, pero de repente, se asoma por la puerta como si no hubiese pasado nada.

Sagitario. Es loco pero divertido, del tipo de personas que podrías llevar a un cumpleaños infantil. Si bien este aspecto es considerado muy encantador por algunos, para otras Sagitario es demasiado insoportable.

Libra. Cualquiera creería que la balanza equilibra muy bien las emociones internas de Libra, pero no hay nada más falso que esto. Libra siempre está en busca del control y la paz, y es esta búsqueda la que suele descolocarlo y confundirlo en ciertas ocasiones.

Virgo. Si bien no suele ser un signo muy inestable y descontrolado, si es el más obsesivo entre los tres signos de tierra, porque quiere que siempre todo salga perfecto. No es novedad que Virgo es un loco de la limpieza.

Tauro. Es un signo muy pero muy cuerdo. La estabilidad de Tauro lo convierte en uno de los signos más centrados del zodiaco.

Capricornio. Es sin duda alguna el signo más estable y centrado del zodiaco. La racionalidad de Capricornio lo hace ser muy estructurado y controlado.