Solos, sin recursos, familiares y amigos de los Jiménez sostienen una búsqueda sin esperanzas de vida en El Cadillal

Miércoles, 11 de Julio de 2018 11:48

EN EL DIQUE. Familiares, amigos y lugareños esperan en el campamento noticias de la búsqueda.



Alberto Gutiérrez había seguido segundo a segundo la llegada de una de las lanchas que se distinguían en el espejo del lago. A unos 20 metros de él, Víctor Torres y un compañero llegaron a la orilla y descendieron de la embarcación para sumarse al campamento de los lugareños. “Nada”, tiró el dueño de la barcaza al arrimarse a Gutiérrez y a todos los que estaban en la carpa, luego de pasar unas tres horas en El Cadillal.

Los familiares, los amigos y los pobladores de la comuna han llevado adelante, y desde el primer momento, su propia búsqueda
. Martín Jiménez y su hijo Facundo desaparecieron el martes de la semana pasada. Ambos habían partido en una lancha desde el Tucumán Yacht Club para buscar leña en la zona llamada “La Casa Vieja”. Siete días han pasado, pero los amigos y parientes no suspendieron ni un momento las tareas.

Los lugareños arribaron todos los días al refugio armado en una de las playitas”, entre las 7 y las 8. Ya en medio de la gran masa de agua, arrojaron los ganchos preparados por sus propias manos. “Los vamos a encontrar, como sea”, han repetido los amigos.

“Las jornadas son más largas. Hace siete días que estamos aquí. En ningún momento dimos con ellos”, se lamentó Gutiérrez, tío de Martín Jiménez. “Armamos un campamento, le cocinamos a la gente de las embarcaciones. Tienen café preparado todo el tiempo, frente al frío que sobrellevan adentro (por el lago). Muchas personas nos ayudaron con mercadería para preparar la comida que servimos. También colaboraron con combustible para las embarcaciones, que es lo que más necesitamos. Gracias a Dios, hay muchas donaciones”, describió.

El campamento está ubicado a 10 kilómetros, aproximadamente, del Tucumán Yacht Club. Para llegar ahí, se debe recorrer un camino de tierra y piedra. Luego, hay que descender por un tramo angosto, entre la vegetación, para poder llegar a ese borde.

En la institución náutica, otro grupo de familiares ha realizado una segunda vigilia, observando además el operativo de los agentes de la Policía Lacustre de la provincia y de los buzos de Prefectura Naval Argentina, en lanchas oficiales.

“Estamos viviendo un gran dolor y esperando que los encuentren. Estamos desesperados. Pero no vemos la ayuda del Gobierno, con gente capacitada. Han enviado a buzos de Buenos Aires (y de Chaco), aunque creo que es poca, teniendo en cuenta que el dique es muy grande”, enfatizó Patricia Gutiérrez, prima y tía de los desaparecidos.

“La familia, los vecinos, los socios del club, los hermanos de Martín y sus otros hijos. Todos los buscan. Pero necesitamos gente capacitada y con equipos necesarios. Queremos que el Gobierno se encargue y le dé una mano a la familia. Aquí, vinieron el primer día el grupo CERO y la Infantería, pero después no se hicieron presentes”, enfatizó.

La mujer, quien estuvo acompañada por Julio Gutiérrez y otros parientes, aseguró que seguirán en el embarcadero del club. “Esperamos que salgan y nos digan que los encontraron. Pero todavía, nada”, manifestó.

Jiménez trabaja desde hace 30 años en el Tucumán Yacht Club; mientras que Facundo había ingresado a la entidad hace poco tiempo. “Se criaron aquí, conocen todo. Algunos dicen que pueden estar en la orilla, pero no. Se encontró la leña, también el tanque de nafta de la lancha y una capa. Al encontrar eso, nos hace pensar que están abajo, sin vida. Lo único que le pedimos a Dios es que se los encuentre”, finalizó Alberto Gutiérrez.




Fuente: http://www.lagaceta.com.ar/nota/777090/actualidad/vamos-encontrar-como-sea-dicenlos-familiares-amigos-lugarenos.html