La aparición de un cuerpo acrecienta las dudas sobre lo que pasó en El Cadillal

Lunes, 16 de Julio de 2018 08:16

A ÚLTIMA HORA. Personal de la Policía Lacustre recogió el cuerpo que flotaba junto a la costa; luego fue revisado por los médicos de Criminalística. La Gaceta / Foto de Jorge Olmos Sgrosso.



El domingo por la tarde, las embarcaciones que habían participado de la procesión de la Virgen de Itatí regresaban a la costa después de haber llegado hasta la cola del dique. Los familiares de los navegantes que habían desaparecido hace dos semanas les habían pedido que se acercaran hasta ese lugar y que encendieran unas velas.

Cuando los fieles regresaban al muelle, observaron que los ocupantes de una lancha que había partido desde un camping cercano les hacían señas para que se detuvieran. Se trataba de una familia que había observado un cuerpo flotando a pocos metros.

Aunque no hubo una confirmación oficial, fuentes judiciales señalaron que se trataría de Martín Jiménez, de 44 años. Era un experto navegante que el martes 6 de julio pasado había partido junto a su hijo Facundo, de 19 años, desde el muelle del Yacht Club a recolectar leña en una zona de montes cercana al embalse.

Según trascendió, aunque el cuerpo estaba cubierto con barro, tenía puesta una gorra y vestía un uniforme de grafa similares a los que usaba Jiménez padre.

“Es muy raro lo que les pasó; mi papá conocía el dique de punta a punta. Desde hace 30 años que lo recorría casi todos los días. Salíamos y lo navegábamos entero; no me explico qué pasó”, se lamentó Gabriel Jiménez al llegar al Tucumán Yacht Club.

Alrededor de las 18.30, los navegantes que circulaban en lancha por el dique Celestino Gelsi, observaron el cuerpo cerca de la costa del sector conocido como “Quebrada 27 de Agosto”, cerca del club de navegantes.

“Él conocía el lago mejor que nadie. Creo que el dique le hizo una mala jugada, posiblemente haya sido culpa del oleaje por el mal clima, que dio vuelta la embarcación por el peso de la leña que habrían cargado”, explicó Fredy Robles, tío de Jiménez.

“Es muy doloroso. Los buscamos intensamente desde hace dos semanas. Salíamos temprano a la mañana y nos íbamos a última hora de la noche”, agregó.

Luisa Yapura, nuera de Jiménez, también mencionó la tensión que vivió la familia en las últimas semanas: “nunca perdimos las esperanzas; fueron momentos muy difíciles para todos”.
 

Fuente: http://www.lagaceta.com.ar/nota/777566/actualidad/muy-raro-lo-les-paso-mi-papa-conocia-dique-punta-punta.html