Desapareció y su familia se enteró que durante meses no asistió a clases

Jueves, 09 de Agosto de 2018 10:48

Ocurrio en Salta. Tiene 21 años y su familia lo busca desesperadamente.




Ignacio Ravazza Burgos tiene 21 años y el joven estudiante salteño salió el lunes rumbo a la Universidad Católica a bordo de un auto Onix color blanco patente AC225NW y no regresó hasta el momento.

La investigación sobre su desaparición arrojó resultados sorprendentes al determinarse que nunca concurrió a la Facultad de Ingeniería de la Ucasal (Salta) como suponían sus padres y hermanos.

Pero esta revelación abrió la puerta a otra más cruel aún. No concurrió a esa casa de altos estudios ningún día del presente año lectivo.

En esa línea trabajan los investigadores, que hasta las últimas horas de ayer no pudieron dar con el paradero del joven ni con las supuestas amistades que podría tener.

En ese contexto, la mamá de Nacho, Fabiola Burgos, habló con la prensa en un desesperado intento de intentar hacer que regrese su hijo. Fabiola relató paso a paso cómo desapareció y aseguró que no había problemas familiares internos que pudieran haber precipitado una fuga.

"Lo único que noté era un exceso de cariño, no solo conmigo sino con todos los integrantes de la familia", dijo.

La mujer contó que la noche del lunes, cuando él no regresaba, lo llamó insistentemente y a las 21.15 le contestó. "Él estaba algo quebrado y solo me dijo que había tomado una determinación muy profunda y que lo había estado pensando durante mucho tiempo".

"No sabía a qué se refería, pensé en una novia, en una mujer, en un deseo de huir, pero no sabía nada acerca de su problema en la facultad. Durante seis meses fue puntual para salir a horario a la Facultad de Ingeniería. Volvía como siempre a la misma hora. No tenía amigos y no usaba las redes sociales".

"Hoy comenzamos a ver otro Nacho, tal vez turbado por una carrera que lo había doblegado y que al parecer no podía confesar que ya la había abandonado. Por eso le pedimos que vuelva, que hay otras posibilidades y que él es joven, muy joven, y puede volver a empezar. Pero lo peor de todo es que no sabemos con quién compartía las horas en las que estaba ausente en la Ucasal. No sabemos dónde se escondió todo este tiempo".

"Lo único que sabemos es que el lunes salió a las 12.30 y recién pude comunicarme con él a las 21.15. Allí me dijo dónde dejó su automóvil, un Chevrolet Onix, y desde entonces el silencio que nos está destruyendo a todos", dijo con lágrimas interminables la mamá de Nacho.

Ignacio Ravazza Burgos, de 21 años, según sus amigas es un muchacho introvertido, con poco roce social. Muy formal y correcto. El enigma se hizo mayor aún al apagarse su celular a las 22.02 del día lunes. Desde entonces ya no recibe los cientos de mensajes enviados por amigos y familiares.

La madre de Nacho dijo también que la policía de Salta la sorprendió con el tratamiento preferencial que le dieron a su tema y la garra que le están poniendo en la búsqueda de su hijo.

La mujer pidió encarecidamente a la comunidad que aporte datos de su hijo pero también de lugares donde él se refugiaba en el horario que no se encontraba en su domicilio.




Fuente: https://www.diariopanorama.com/noticia/296424/desaparecio-se-descubrio-durante-6-meses-no-asistio-clases