Aparecen indicios de vida de una joven que desapareció hace cuatro años

Jueves, 13 de Septiembre de 2018 06:04

DESAPARECIDA. Mariana González falta a su hogar desde marzo de 2014. Sus familiares nunca dejaron de buscarla.



“Después de tanto tiempo, se conocieron algunos datos. Esto nos da más ánimo para seguir buscándola”, enfatizó Neri Corbalán. La mujer vivió el miércoles un día de esperanza, un estado de ánimo que seguramente no experimentaba desde 2014. Es que la madre de Mariana González se enteró de propia boca del fiscal Diego López Ávila que existen varios indicios de que su hija podría encontrarse con vida y en la provincia.

La joven, quien ese día cumplió 35 años, desapareció el 8 de marzo de 2014. Desde ese momento, el entorno cercano la busca de manera desesperada y ha evaluado diferentes hipótesis de su ausencia, como un problema de adicción o la posibilidad de que se encuentre presa de una red de trata. Tras el encuentro con el funcionario esas posibilidades se redujeron: “pienso que está en alguna casa, con alguna persona. Tengo una corazonada, pero dejaremos que el fiscal siga trabajando”, enfatizó Corbalán.

López Ávila ha trabajo en los últimos tiempos sobre tres elementos: una filmación, la utilización de la tarjeta Ciudadana en una línea de colectivos urbanos y en el registro de atención en un centro sanitario.

El fiscal, a cargo de la causa, analizó una filmación en la que aparecía una persona con características físicas similares a las de Mariana González. En el video se observa a una joven parada y que luego camina por un sector de la estación de ómnibus de la capital, hasta salir de pantalla.

Al ver esa grabación, Corbalán dijo que la persona era muy parecida a su hija, aunque no podía asegurar de que se trataba de ella.

Además, el fiscal expresó que la tarjeta Ciudadana de la desaparecida -se utiliza en el sistema de transporte público de pasajeros- “está activa” y que se ha usado en una línea de colectivos.

Por último, la fiscalía recibió un informe del sistema de salud de la provincia, en el que consta que la joven había sido atendida en 2015 en un CAPS de Banda del Río Salí, entre otros centros de salud.

Corbalán había dicho que González padecía una adicción a la “Nubaína”, un fuerte analgésico, como consecuencia de un tratamiento para calmar dolores en una de sus piernas dañadas en un accidente.
 

Fuente: https://www.lagaceta.com.ar/nota/783466/actualidad/hay-indicios-mariana-gonzalez-estaria-viva.html