Un policía era el encargado de lavar los botines de las bandas de asaltantes

Viernes, 14 de Septiembre de 2018 05:07

TRASLADO. Los bienes secuestrados son llevados a los Tribunales Penales. La Gaceta / Fotos de Antonio Ferroni.



La investigación comenzó en marzo pasado a partir de una seguidilla de casos de escruches y de entraderas en domicilios de la capital y del interior de la provincia. Los detalles de esas tareas permanecieron en reserva durante esos meses. Incluso hasta último momento el fiscal Washington Navarro Dávila mantuvo bajo hermetismo la pesquisa.

El objetivo, explicó el jueves el funcionario, fue evitar filtraciones que pudieran alertar a las personas investigadas y poner en peligro el resultado de las medidas que se concretaron durante la madrugada y la mañana.

La intervención de un empleado policial en la estructura de las organizaciones criminales investigadas fue uno de los motivos del celo judicial en torno al caso. Según fuentes oficiales, se trata de un cabo de la fuerza local que habría cumplido un rol clave: blanquear, a través de una “cueva financiera”, el dinero obtenido a partir de los golpes que daban.

“Se allanó su domicilio y el lugar donde funcionaba una ‘cueva de cambio’. Se secuestraron elementos importantes que podrían darnos una idea de una gran cantidad de dinero en el lugar. Elementos que lo vincularían con algunos robos”, comentó Navarro Dávila.

Según trascendió, en un cesto de basura de la casa de cambio de Salta al 100 fueron hallados decenas de precintos con sellos de diferentes bancos, en algunos casos por montos de U$S 10.000.

“Tendrá que responder ante la Justicia. No obstante, también se llevará adelante una causa administrativa para evaluar su conducta con las normativas internas de la Policía”, expresó el Ministro de Seguridad, Claudio Maley.

El jefe de Policía, comisario José Díaz, dijo: “se analizará la responsabilidad que tenga en la causa”. Horas después, Díaz confirmó que el uniformado fue pasado a situación pasiva, sujeto a proceso.

En la casa del policía detenido, ubicada en Las Talitas, fueron incautadas tres motocicletas, una camioneta Toyota Hilux y un auto Toyota Etios, además de joyas, precisaron las fuentes.

A partir de la investigación llevada adelante por el Departamento de Inteligencia Policial (D2), dirigido por los comisarios Walter Monteros y Javier Alderete, la Justicia sospecha que las bandas habrían blanqueado el dinero obtenido a partir de la venta de los bienes que robaban a través de la financiera del policía detenido.

“Smart” y “Mataperro”

Son dos los grupos delictivos que fueron golpeados durante los allanamientos, en los que por actuaron la Policía y del Equipo de Investigaciones Fiscales (ECIF).

Fueron denominadas por algunas detalles que los caracterizaban. Una, cuyos integrantes envenenaban a las mascotas de las propiedades que iban a robar, fue denominada como “Los mataperro”. La otra, cuya especialidad era sustraer televisores de alta gama, fue llamada “La banda de los Smart”.

Los miembros de ambos grupos son considerados peligrosos. Algunos de ellos serían parte de la banda que dirigía Miguel Osvaldo “Viejo Osvaldo” Cardozo, un experto en escruches que fue detenido semanas atrás después de quedar filmado por las cámaras de seguridad de una casa de barrio Municipal, donde concretó un escruche en el que se alzó con $ 150.000.

Asociación ilícita, blanqueo de activos, robo agravado y hasta infracción a la Ley de Protección de Animales son algunas de las imputaciones que enfrentan.

Fueron más de 700 los uniformados que participaron del megaoperativo, que se extendió a lo largo de diez horas. Entre la madrugada y la noche del jueves, se concretaron 48 allanamientos en los que fueron aprehendidas 36 personas, de las que 19 quedaron detenidas. Otras tres fueron arrestadas por resistencia a la autoridad.

Pasado el mediodía, los objetos secuestrados fueron exhibidos frente a los Tribunales de Sarmiento al 400. Fue necesario cortar el tráfico sobre esa arteria, ya que fueron expuestos más de 20 vehículos, entre motos, camionetas y autos. Dos camionetas y un camión de la Policía llegaron cargados con electrodomésticos.

Navarro Dávila explicó que el objetivo de esa medida era que las víctimas de los robos reconocieran algunos de esos vehículos utilizados por los asaltantes o parte de los bienes que les robaron.

Reclamo

Una mujer denunció que los uniformados actuaron con extrema violencia al ingresar a su domicilio del barrio Ampliación Federal.

“Patearon las puertas y nos golpearon. A mí me desnudaron, eran policías varones”, dijo María Almaraz.

“Fue un abuso de autoridad tremendo. El accionar policial fue vergonzoso”, indicó su abogada, Natalia García Salemi.

“Las personas que hayan tenido algún tipo de inconveniente tienen todo el derecho a denunciarlo. Si hubo algún exceso se tendrá que investigarse", dijo Navarro Dávila.
 

Fuente: https://www.lagaceta.com.ar/nota/783563/actualidad/policia-habria-lavado-traves-financiera-botin-dos-bandas.html