Impresion de prueba

El puente de Alperovich, José López y Falivene nos costó millones y duró solo TRES AÑOS: ¿quién se robó la plata?

Domingo, 28 de Octubre de 2018 12:12





Todas las incógnitas sobre la caída del puente de avenida Colón y Canal Sur, cerca del barrio Manantial Sur, se mantienen intactas, a 40 días del derrumbe.

El sobreprecio no fue el único problema que tuvieron decenas de obras durante el alperovichismo. Además, la falta de control llevó a que ya se desplomaran o cedieran 12 puentes de los que se construyeron o repararon en Tucumán durante la gestión anterior, indicó el diario La Nación.

(VER TAMBIEN: La CORRUPCIÓN de Alperovich y José López marcó un RECORD MUNDIAL en Tucumán: se les cayeron 12 PUENTES)

La debacle de los puentes construidos o reparados con fondos nacionales, a través de Vialidad Provincial y con empresas tucumanas que están bajo la lupa de la Justicia, comenzó en marzo de 2015, cuando en una semana de intensas lluvias se llevaron 10 puentes en la zona sur de la provincia. Todo en menos de tres días.

Varias de las estructuras llevaban pocos años de inauguradas entre sonrisas y cortes de cinta con José Alperovich y José López a la cabeza de los festejos a los que se sumó, en alguna oportunidad el propio Julio De Vido o Cristina Kirchner a través de videoconferencias.

Cuatro semanas después el puente sobre el río San Ignacio, que une Los Pizarros con La Cocha por la ruta 334.

El 20 de septiembre último se cayó otro puente de Alperovicy y José López, construido por la empresa constructora Falivene.

El puente duró menos de tres años.

El máximo experto en puentes de la Argentina, el ingeniero Tomás del Carril (73), sostuvo que "quizás hubo problemas en el diseño o en la construcción de los tensores. Quizás la dificultad estuvo en los anclajes inferiores de los tensores, que son los que sostienen el puente en sí. Como sea, este puente estaba sobre un curso de agua menor. Un puente más sencillo de columnas y vigas, me parece, era suficiente y salía más barato".

"Más allá del diseño, el factor desencadenante puede ser la construcción. El proyecto tal vez sea excelente, y el cálculo, impecable, pero si falla la construcción, si el hormigón que entrega el proveedor no es el solicitado, también estamos en problemas", señaló Del Carril.

El experto indicó que el Código Civil, "ante un siniestro, le echa la culpa al constructor".

Vecinos de Manantial Sur las críticas contra la empresa constructora, en declaraciones periodísticas. “Los albañiles que traían eran todos unos borrachos, que cambiaban las bolsas de cemento por vino en los negocios del barrio”, aseguró una señora.