Violentos y dispuestos a todo, así actuó la banda de asaltantes que en media hora causó terror en el este tucumano

Miércoles, 10 de Octubre de 2018 05:19

EL SUPER DE SAN ANDRÉS. Los vecinos tienen miedo. Los asaltantes entraron con las cabezas cubiertas con cascos y fueron muy violentos. La Gaceta / Foto de Franco Vera.



Con extrema violencia y a los tiros. Así actuó una banda que en la noche del lunes asaltó dos supermercados en 30 minutos. Primero atacaron un local en San Andrés y después, otro en Santa Rosa de Leales. Además del dinero de la recaudación y el de algunos clientes, se llevaron carne, cigarrillos y bebidas alcohólicas.

Golpearon a los empleados y a los clientes. Además, dispararon cuando escapaban. Uno de los ladrones fue detenido por vecinos en Leales, tras el segundo atraco.

El raid delictivo comenzó cerca de las 21. Cuatro desconocidos llegaron en dos motocicletas hasta el supermercado “San Andrés”, ubicado en avenida 30 de Noviembre al 200. Dos ingresaron al local. Usaban armas de fuego y cubrían sus rostros con cascos. Mediante amenazas de muerte redujeron a los empleados y a las personas que esperaban para ser atendidas.

“Estaba sentada atendiendo la caja cuando entraron. Uno me encañonó y comenzó a revolver todo buscando dinero. Lo único que atiné a hacer fue a cerrar los ojos y a quedarme quieta”, contó Beatriz del Valle Páez.

“Los noté muy agresivos. Gritaban mucho y por la violencia con que actuaron, pensé que podían matar a alguien. Fueron diez minutos de terror”, agregó.

Golpeado en la cabeza

Después de apoderarse del efectivo que había en la caja registradora (unos $ 7.000), atacaron a golpes a Victoriano Vera, un vecino que estaba haciendo compras en ese momento.

“Le dieron dos golpes en la cabeza con un arma. Le robaron $ 1.000 y el celular. A pesar del mal momento, no hizo la denuncia porque igual no va a conseguir nada”, dijo Lucía Garnica, esposa de Vera.

Luego, los delincuentes se dirigieron hasta el fondo del negocio, donde funciona la carnicería. Allí atacaron a golpes a Miguel Antonio Farías, un empleado. “Le pegaron también al carnicero. Lo obligaron a que les entregara mercadería. También ellos levantaban algunos cortes del mostrador”, contó Páez. Agregó que después, los asaltantes huyeron haciendo tiros al aire.

“Fue un momento terrible. Todos los vecinos salieron a la calle y ellos disparaban para espantarlos. Afuera estaba lleno de gente. Pudo ser mucho peor”, concluyó la mujer.

Afuera los esperaban sus cómplices, un hombre y una mujer, según los testigos. Los cuatro huyeron en dos motos: una Yamaha YBR y una Honda CG, por la ruta 306, hacia La Aguada.

Otro golpe

Luego, los asaltantes recorrieron por ese camino provincial los 22 kilómetros que separan San Andrés de Santa Rosa de Leales. Media hora después, concretaron el segundo golpe en un polirubro de avenida Sáez Peña al 500, en esa localidad.

El dueño del local, José Paredes, denunció después que se encontraba junto a un empleado y a su familia atendiendo el negocio, cuando de pronto ingresaron tres desconocidos. Dos tenían colocados los cascos. Otro, que cubría su rostro con una visera, se apoderó de $ 18.000 de la caja. También despojó a tres clientes de sus celulares.

Vecinos de la zona persiguieron a los asaltantes en vehículos particulares. Los delincuentes dispararon contra ellos. Incluso, una camioneta Renault Kangoo recibió un impacto.

Pasadas las 23.30, en unos pastizales ubicados en Quilmes, los policías encontraron una Honda CG en la que se movilizaban dos de los asaltantes.

Un detenido

Mientras los uniformados recorrían la zona, los vecinos atraparon a uno de los sospechosos, a quien se le descompuso la moto. Le propinaron una golpiza antes de que los uniformados llegaran.

Se trata de un joven de 21 años, oriundo de Las Talitas, señalaron las fuentes consultadas. El rodado en el que se movilizaba había sido robado una semana antes.

Para el comisario Rubén Figueroa, jefe de la comisaría de San Andrés, se trató de un “hecho aislado y planificado”.

“Actuaron rápidamente y escaparon. Después de hablar con las víctimas, pedimos refuerzos e iniciamos la búsqueda. Montamos un operativo cerrojo. Estaban haciendo un raid delictivo y los ubicamos cuando cometieron otro robo, esta vez en Santa Rosa. Allí fue detenido uno. En ambos casos actuaron bajo la misma modalidad”, señaló el jefe policial.

Motos y armas grandes

Vecinos de San Andrés que fueron consultados, se mostraron preocupados por la violencia con la que actuaron los asaltantes del supermercado. Reconocieron, además, que notaron que con el crecimiento del pueblo aumentó la inseguridad.

“Hace 28 años que atiendo el supermercado y es la primera vez que nos sucede algo así. Pienso que desde hace unos cinco años que comenzaron a notarse más los robos, desde que comenzaron a extenderse los barrios”, indicó Páez, propietaria del supermercado asaltado.

“Andaban en motos grandes y tenían unas armas impresionantes. Fue peligroso para todos los vecinos, nos causó mucho miedo verlos cuando disparaban sin importarles nada. Antes no era así. Ahora hay más robos, eso no pasaba años atrás, era más tranquilo”, dijo la vecina Ana María.

Clara Medina señaló: “Está terrible la zona desde hace unos años. Ahora les quitan los celulares a las chicas en plena calle, cuando van o vuelven de la escuela. El pueblo ha crecido mucho y creo que se necesitan más policías”.

“San Andrés en un pueblo tranquilo que se ha desarrollado mucho; hay barrios nuevos y también creció la población. Aunque hay hechos aislados, no se puede decir que sea inseguro. Considero que estamos dando respuestas a la comunidad. Estamos en plena investigación para desactivar la banda”, agregó el comisario Figueroa.
 

Fuente: https://www.lagaceta.com.ar/nota/786191/actualidad/hicieron-recorrido-30-minutos-para-cometer-dos-asaltos-este-provincia.html