Cayó del balcón de un costoso edificio de Yerba Buena durante una previa

Lunes, 15 de Octubre de 2018 06:49

EL LUGAR. El adolescente cayó desde un balcón de unos de los departamentos del complejo Buena Vista. LA GACETA / FOTO DE ANALÍA JARAMILLO.



La Justicia investiga los motivos de la caída de un joven de un tercer piso del edificio que está ubicado en la avenida presidente Perón y Salta, en Yerba Buena.

Se trata de Andrés Poviña, de 19 años, quien se encuentra hospitalizado en estado delicado. Habría permanecido al menos dos horas tirado en el suelo.

El caso, que es investigado por la fiscal María del Carmen Reuter, tiene varios puntos oscuros y se esperan los resultados de las pericias que se realizaron, así como la declaración de la víctima.

En un departamento del tercer piso del edificio Buen Vivir, propiedad del odontólogo Sebastián Juliano, se encontraban siete jóvenes de entre 18 y 19 años haciendo una previa para ir a bailar. A ese lugar arribaron Poviña con dos amigos más.

Cerca de las 2, por razones que se tratan de establecer, los amigos abandonaron el lugar sin darse cuenta de que la víctima se había caído al vacío. Andrés fue encontrado por el guardia del lugar a las 4 de la mañana, es decir, dos horas después de la caída.

Golpe en el césped

Los peritos creen que el joven salvó milagrosamente su vida porque cayó en el césped de la planta baja del edificio
. Por las lluvias, el lugar se había transformado en un lodazal, lo que podría haber amortiguado el impacto contra el suelo.

Conmoción

El sonido de las sirenas y el griterío del personal médico y policial que intervinieron en el caso alteraron la paz del lugar. “La verdad es que no sentimos nada. Los ruidos típicos de una reunión de jóvenes. Pero las consecuencias de esa previa fueron espantosas”, dijo la vecina María del Carmen.

La mujer confió que las escenas más fuertes se observaron cuando llegaron los amigos de Andrés. Otra residente, que pidió que su nombre se mantuviese en reserva, dijo que “al parecer se enteraron de lo que había sucedido y volvieron corriendo al lugar. Los noté exaltados, pero me imagino que fue por la situación que se vivió. Es increíble, elegimos este lugar para vivir porque buscábamos paz y terminamos envueltos en esta locura. No se puede creer”.

Juan Formoselle, quien también vive en la zona, agregó: “fue una locura. Primero llegó la Policía y después muchas personas que evidentemente tenían que ver con lo que había sucedido. Nadie informaba qué había ocurrido y recién después de media mañana nos enteramos por los comentarios que se había caído un chico”.

El joven fue trasladado como NN al hospital Padilla. Cuando su familia se enteró del accidente, fue hasta el centro asistencial y, al descubrir que lo podían trasladar, sus parientes lo llevaron hasta una clínica.

Allí, su padre, Juan Andrés Poviña, dijo que permanecía sedado y que debían aguardar las próximas horas para adelantar un diagnóstico. Además, explicó que desconocía las circunstancias en las que su hijo había caído al vacío.

Llevados a declarar

A partir de las 10.30, los nueve jóvenes que participaron en la previa, comenzaron a desfilar por la fiscalía que conduce Reuter
. La mayoría lo hizo acompañado por sus padres, y varios de ellos por sus abogados, que no pudieron estar presentes cuando fueron interrogados, ya que lo hicieron como testigos.

Según confiaron fuentes judiciales, los jóvenes dieron más o menos la misma versión de lo que sucedió. Dijeron que se reunieron pasadas la medianoche en ese departamento y allí comenzaron a ingerir bebidas alcohólicas y que pasadas las 2 decidieron marcharse del lugar para concurrir a un boliche.

Los testigos declararon que no observaron cómo se había caído Poviña y que tampoco notaron su ausencia, ya que fueron a bailar en varios vehículos. Confirmaron que se enteraron de lo que había sucedido cuando les avisaron que lo habían encontrado en el suelo y que de inmediato regresaron al lugar.

Exámenes

Más allá de las versiones que dieron ante la Justicia, la fiscal Reuter ordenó que sean sometido análisis toxicológicos y corporales. Con estas pericias tratará de determinar qué consumieron durante la reunión y si alguno presenta una lesión física, para saber si Poviña fue empujado o se cayó solo.

Hacia la noche del domingo, la fiscal esperaba la pericia de un forense que se había presentado en la clínica para conocer el estado de salud del joven. Debe informar cuando esté en condiciones de declarar y así se pueda establecer qué sucedió ayer a la madrugada.
 

Fuente: https://www.lagaceta.com.ar/nota/786652/actualidad/joven-cayo-desde-tercer-piso-previa-edificio-yerba-buena.html