Crimen y misterio: hallaron a un hombre muerto en su casa con las manos atadas y los pantalones bajos

Miércoles, 07 de Noviembre de 2018 21:32

Walter Dante Arias tenía 52 años. Fue encontrado con los pantalones bajos, un golpe en la cabeza y dos cortes en el cuello



Walter Dante Arias vivía en una casa del barrio de Guernica. Trabajaba en el área administrativa de Papel Prensa. Tenía 52 años y una vida absolutamente normal. Era una persona metódica y estructurada. Prolija. Por eso sus compañeros de trabajo se sorprendieron cuando notaron que no fue a la oficina el lunes y tampoco llamó avisando que iba a faltar. Era ya el mediodía de ese día y no había noticias de Walter. Por eso decidieron comunicarse con Hugo Arias, su hermano, para contarle la situación. Él también se vio extrañado y decidió ir a la casa de la calle 104 al 1400. Ingresó a la vivienda. Llegó hasta el comedor. Allí se encontró con una imagen que seguramente lo perseguirá para siempre: su hermano estaba tirado en el piso, boca abajo, sobre un charco de sangre. Tenía las manos atadas con precintos y cinta de embalar gris en su boca. Los pantalones bajos. Un golpe en la cabeza y dos cortes profundos en el cuello.

"Realmente no hay una hipótesis firme. No podemos descartar nada. La casa estaba revuelta pero no falta ningún objeto de valor. Además, las puertas y las ventanas no estaban forzadas. Eso puede indicar que Walter conocía a él o los atacantes. El crimen pasional es quizás la línea investigativa más fuerte pero los datos que tenemos por el momento son desconcertantes. El abanico de teorías es bastante amplio"
, dijo uno de los encargados de llevar a cabo la investigación que comanda la doctora Cristina La Rocca de la UFI 2 de Presidente Perón.

El cuerpo de Walter fue encontrado el lunes cerca de las 15. Según los resultados de la autopsia la data de muerte es de al menos 12 horas. Por lo que se cree podría haber sido asesinado en los primeros minutos de la madrugada de ese día. Además el informe indica que murió debido a dos cortes profundos en el cuello. También tenía un fuerte golpe en la cabeza.

Los investigadores de la DDI de La Plata revisaron la escena del crimen y encontraron huellas dactilares que aún no arrojaron resultados. Pero lo que más llamó la atención fue el hallazgo de tres pisadas que no coinciden con las de la víctima ni las de sus familiares. En la inspección que se realizó en la vivienda fue secuestrada una tablet que está siendo analizada por los peritos informáticos para conocer cuáles fueron los últimos contactos de Walter antes de morir.

La casa donde fue hallado Walter
La casa donde fue hallado Walter

Los vecinos de la cuadra declararon no haber observado ni escuchado nada extraño esa noche. Pero hubo uno en particular que refirió haber visto a la víctima ingresando a su casa, sólo, en las últimas horas de la tarde del domingo. Lo que refuerza la teoría de que el crimen se produjo durante la noche noche.

Hay muchas cosas que hasta el momento no le cierran a los investigadores: si se trató de un robo común no tiene sentido que ninguna vía de ingreso este forzada o que no falte absolutamente nada. Lo más lógico sería que Walter conocía a sus atacantes y por eso lo dejó entrar. Pero si seguimos esa lógica y nada tiene que ver con un robo tradicional ¿por qué la casa estaba revuelta? ¿Buscaban algo? ¿No encontraron eso que querían y por eso decidieron matarlo? ¿El desorden de la casa fue hecho con el objetivo de despistar a la policía? Dudas que por ahora no tienen una respuesta.

Las cámaras de seguridad privadas de la zona pueden ser importantes. Se están analizando varías imágenes. En ellas se ven distintos autos que merodean la zona. Inclusive se está siguiendo mediante los domos municipales el recorrido de un vehículo en particular.

Otro interrogante: ¿se trató de un crimen premeditado? Hay un dato que puede arrojar luz sobre esto. Ni los precintos ni la cinta de embalar que fueron usados para maniatar el cuerpo pertenecían a la víctima. Es decir que quien cometió el crimen llevó consigo los elementos. Por otra parte, en las declaraciones que realizaron los familiares de Walter coincidieron en que no tenía una pareja estable. Tampoco hicieron referencia a ninguna persona que pudiera tener algún tipo de relación casual con él.


Es miércoles al mediodía. Pasaron casi 48 horas desde que se encontró el cuerpo. En la casa donde vivió Walter buena parte de su vida están algunos familiares. Ya con solo verlos se nota la tristeza en sus rostros. A través de reja de la vivienda responden las preguntas con pocas palabras y lágrimas en los ojos: "Ya nos dieron el cuerpo y lo enterramos. La familia decidió no hablar por el momento. Estamos devastados. Era un tipo bárbaro. No le hacía mal a nadie. Eran cinco hermanos. Estamos todos destruidos". En cuanto a las razones del horrible crimen no tienen ninguna teoría concreta: "No estaba peleado con nadie. No sabemos qué pasó. Se sigue investigando aunque hasta ahora nadie nos mostró ningún papel de lo que están haciendo. Pero confiamos en la justicia".

Todo lo relacionado a este asesinato tiene un intenso halo de misterio que lo rodea y que con el correr de los minutos no se disipa. Las próximas horas serán claves para poder determinar si Arias se contactó con alguien a través de sus redes sociales y para establecer quién o quiénes entraron y salieron de la casa en la que se produjo el horror.
 

Fuente: https://www.infobae.com/sociedad/policiales/2018/11/07/crimen-y-misterio-hallaron-a-un-hombre-muerto-en-su-casa-con-las-manos-atadas-y-amordazado/