Impresion de prueba

La Ciudadela: la invitaron a comer un asado con amigos y terminó abusada

Viernes, 14 de Diciembre de 2018 01:04

Un barrabrava de San Martín fue detenido por el ataque y un hijo del “Mono” Ale fue citado a declarar hoy en la fiscalía.



Horas antes de que Thelma Fardín, apoyada por el Colectivo de Actrices Argentinas, denunciara a Juan Darthés por abuso sexual e instalara en el país el #Noesno, una joven de 19 años relató en Tribunales el ataque que había sufrido días antes. La Justicia, por el hecho, detuvo a un barra de San Martín, se busca a por lo menos otro y hoy deberá presentarse a declarar uno de los mencionados en la causa.

La joven fue a bailar a un boliche de Yerba Buena. A la salida, se fue al domicilio de una pareja amiga. Allí, a través de una red social, se comunicó con Facundo Ale,hijo de Ángel “El Mono” Ale, que se encuentra cumpliendo arresto domiciliario, condenado por la Justicia Federal. Acordaron que él la buscaría para ir a tomar algo.

Cuando se trasladaban en la camioneta, según consta en la declaración de la víctima, Ale habría intentado besarla, pero ella se lo impidió. De acuerdo a su versión, él pidió perdón y luego habría acordado ir a uno de los galpones de la familia para tomar unos tragos. Después decidieron hacer un asado.

En el galpón, ubicado en La Ciudadela, se encontraban el sereno, que sería un tal Martín, y otro joven, que sería menor de edad, y un tal Fabián, que llegó varios minutos después. Ella, usando el celular del cuidador del lugar, se comunicó con su madre para decirle que estaba bien y que llegaría más tarde a casa porque iba a almorzar con sus amigos. Pero a los minutos de comenzar a comer, se desvaneció.

Dijo que se despertó cerca de las 18 en una casa, a la que calificó como precaria. Estaba vestida con una camiseta de San Martín y no con el vestido con que había salido. Contó que tenía amortiguada la boca y que no podía hablar. Salió a la calle y allí se encontró con el tal Martín que había ido a buscarla, ya que su madre lo había estado llamando a su celular preguntando por ella, ya que ese había sido el último número con el que se había comunicado.

“NO ES NO”. La víctima hizo la denuncia y se sometió a las pericias que establece en protocolo para que esto no le pase a otra, dijo su abogado.

En shock, desesperada por no saber qué le había sucedido, se subió a la moto de Martín, que le habría dicho en más de una oportunidad que él no le había hecho nada. Llegó a su casa y habló con su madre. El lunes fueron a consultar a un ginecólogo, quien les confirmó que podría haber sido víctima de un abuso sexual. Inmediatamente hicieron la denuncia y, el martes, la ratificaron en tribunales.

Mensaje intimidatorio

En la fiscalía especializada en delitos contra la Integridad Sexual, que conduce María del Carmen Reuter, después de tomarle declaración, ordenaron una serie de allanamientos.

En una casa de Bolívar y Matienzo, se encontraron algunos de los elementos que describió la joven y hallaron droga. Allí se detuvo a Fabián “Spiri” Díaz, que vive allí y que sería la primera persona que vio la víctima cuando se despertó. Los policías de la seccional 3a también confirmaron que el galpón que describió la joven, ubicado en La Madrid al 1.900, pertenece a la familia Ale. Además, encontraron una botella de vodka de la marca que había señalado la víctima que habían consumido antes de que se concretara el ataque.

Mientras la Justicia desarrollaba la investigación del caso, la madre de la chica recibió en su celular una foto en la que aparece su hija desencajada y con “Spiri” abrazándola. Esa imagen, enviada por un desconocido, complica aún más la situación procesal del hasta ahora único detenido.

Para hoy está citado a declarar Facundo Ale, porque no está en claro si tuvo alguna participación en el ataque, pero de todas maneras, él fue quien la llevó hasta ese galpón.

“Una heroína”

“Ella es una verdadera heroína. A pesar de todo lo que sufrió, de los problemas físicos y psicológicos que le quedaron por el ataque, tuvo el valor no sólo de denunciar el caso, sino además de someterse a todas las pericias que establece el protocolo. Lo hizo porque no quiere que ninguna chica sufra lo mismo. Y para que la sociedad entienda que no es no”, dijo Patricio Char, representante legal de la joven.

“Estamos manejando una serie de elementos probatorios que complicarían a todos los mencionados en la causa. Cada uno tiene su responsabilidad en este brutal y cobarde ataque. Su declaración fue clara y en los primeros allanamientos que se hicieron se secuestraron varios elementos que servirán para probar sus palabras”, añadió. “La familia está dispuesta a llegar hasta el fondo. Y más aún después de haber recibido ese mensaje cuasi mafioso. Espero que la Justicia los acompañe actuando con la misma firmeza y velocidad con lo que lo está haciendo la fiscalía. Esto no puede seguir ocurriendo”, concluyó.



Fuente: https://www.lagaceta.com.ar/nota/792654/actualidad/ciudadela-habrian-drogado-para-abusar-sexualmente-ella.html