Impresion de prueba

Humo en la ciudad del intendente Chimenea: vecinos se asfixian por los olores nauseabundos de un frigorífico que contaría con protección municipal

Viernes, 11 de Enero de 2019 18:58





Una fuerte protesta se generó en Banda del Río Salí, por parte de vecinos hastiados por la falta de respuestas de la Municipalidad para clausurar un frigorífico que está dañando severamente la salud de la población.

El intendente Darío Monteros no parece darse por enterado del padecimiento de las familias que viven en las cercanías de un frigorífico ubicado en Saavedra y Dorrego de esa ciudad.

El tremendo olor a podrido que emana de las vísceras de los animales se entremezcla en el aire con el olor a cloacas de la ciudad que gobierna "Chimenea".

"Por favor, necesitamos ayuda", claman las familias en las redes sociales. "No aguantamos más los olores asquerosos", señalaron en medio de una protesta, en la que quemaron cubiertas intentando captar la atención de las autoridades, que estarían de vacaciones fuera de la provincia.

"Ya no sabemos adónde acudir. Tenemos muchos niños y ancianos, que deben vivir encerrados para no intoxicarse, mientras el intendente se da la gran vida no sabemos dónde, porque por aquí no aparece..", añadieron.

“El matadero larga todos los restos y vísceras en las cloacas. El olor a podrido se siente en varias cuadras a la redonda, y si pasás por la esquina directamente no se puede respirar”, cuentan. Los vecinos del barrio San Antonio del Vaca denuncian que el frigorífico realizó una conexión ilegal en el desagüe de la cuadra y que aprovecha para arrojar sus desperdicios. “Cada vez que llueve no te imaginás el chorro de sangre que sale de acá. Llueve y no podemos pasar, la sangre te tapa los pies”, afirman.

Los habitantes del lugar comentan que están hartos de denunciar y no tener respuesta.

Dicen que "al intendente Monteros no parece interesarle las condiciones de vida indignas a las que nos someten. El olor a podrido es insoportable y la Municipalidad nunca nos dio una respuesta. Están poniendo en riesgo nuestra salud".

"¿Cómo es posible que el intendente siga permitiendo esto? ¿Por qué no viene él a vivir aquí para sentir lo que es oler a m... todo el día? ¿Hay algún interés de por medio?", se preguntaron.