Impresion de prueba

La cláusula gatillo se ubicó en el centro de la discusión salarial con los docentes

Sábado, 09 de Febrero de 2019 08:35





La primera reunión entre el Gobierno provincial y el Frente Gremial Docente dejó un panorama incierto. Si bien los representantes de los maestros pidieron que el aumento de salarios se actualice según la inflación, el ministro de Gobierno y Justicia, Regino Amado, hizo hincapié en que la cláusula gatillo es un tema en análisis.

“Este año no nos sobra nada. Tenemos que ser responsables para no poner en riesgo las finanzas de la Provincia”, explicó Amado. Los gremialistas y el Poder Ejecutivo se reunirán otra vez el próximo miércoles a las 10.

Además de Amado, a la reunión asistieron los ministros de Educación, Juan Pablo Lichtmajer, y Economía, Eduardo Garvich. Por parte del Frente Gremial Docente acudieron los secretarios generales de las tres agremiaciones que lo conforman: David Toledo, de la Agremiación Tucumana de Educadores Provinciales (ATEP); Isabel Ruiz, de la Agremiación del Personal de Enseñanza Media y Superior (APEM), y Edgardo Bessone, de la Asociación del Magisterio de Enseñanza Técnica (AMET).

Según relató Bessone, los ministros no les ofrecieron ninguna pauta para la discusión salarial. “La situación del país ha variado mucho con relación al año pasado y el Gobierno argumenta que quiere hacer un pacto previsible, para llegar a pagar los salarios, pero nosotros esperamos un acuerdo similar a los de los años anteriores, cuando por lo menos logramos equilibrar la inflación”, subrayó.

Antes de que hablara Bessone, Toledo aseguró que el Gobierno no adelantó absolutamente nada con relación a la cláusula gatillo, pero pronosticó que en la reunión del próximo miércoles habrá avances en ese sentido.

Entretanto, el ministro Amado matizó la omisión del tema monetario en la charla del viernes. “En la primera reunión siempre se estila hacer un análisis de los acuerdos salariales del año anterior. En eso podemos estar muy tranquilos y decir que la palabra empeñada se cumplió. La Provincia otorgó un aumento del 47,6%, que es uno de los mejores a nivel nacional”, comentó.

Sin embargo, de acuerdo con Amado, este año la situación económica del país impone el orden económico y la austeridad. “La cláusula gatillo puede significar muchos millones de pesos, por eso vamos a tratar de hacer las previsiones necesarias y cumplir con lo que quiere el gobernador (Juan Luis Manzur): que empiecen las clases, que los chicos y docentes estén en las escuelas”, prometió el titular de la cartera de Gobierno y Justicia.

Por su parte, Bessone fue escéptico sobre la posibilidad de un acuerdo sin cláusula gatillo. “No se puede predecir cuánto va a ser la inflación. El año pasado pronosticaban un 15% y terminamos con un 47,6%. Si nosotros no teníamos la cláusula, en este momento nos matan. Así que nosotros de una forma u otra necesitamos la cláusula de revisión”, exigió.

Además, el referente de AMET aclaró que, aun cuando el 47,6% de aumento, los docentes perdieron poder adquisitivo el año pasado. “El salario debería que estar por arriba de la inflación. Lo que marca el Indec es sobre un montón de productos, pero lo que más aumenta es la canasta básica. Los medicamentos han superado el 100% de aumento. Se ha deteriorado nuestra capacidad de compra”, lamentó.

Lichtmajer destacó que ambas partes están siendo razonables a la hora de buscar un acuerdo. “Se han puesto sobre la mesa todos los temas. Naturalmente los representantes de los trabajadores han planteado sus demandas, pero lo importante es que hay diálogo. Vamos a trabajar para llegar a buen puerto, como los años anteriores”, manifestó.

Ruiz correspondió al ministro de Educación: “la primera reunión ha sido muy productiva. Planteamos condiciones laborales, pedagógicas y salariales. Tenemos la esperanza de que el Gobierno vuelva a cumplir con nuestros requerimientos como los años anteriores”. La referente de APEM también recordó que este año la ciudadanía irá a las urnas. “Creemos que el Gobierno va a dar las respuestas necesarias, sobre todo este año porque hay elecciones”, consideró.

No obstante, Bessone se mostró preocupado por la influencia de las elecciones. “El signo político provincial no es el mismo que el nacional y en épocas de elecciones podemos tener problemas”, expresó.
 

Fuente: https://www.lagaceta.com.ar/nota/797549/politica/debate-salarial-docente-se-centra-clausula-gatillo.html