Impresion de prueba

El robo en una comisaría podría dejar a la vista a una gran organización criminal

Jueves, 21 de Febrero de 2019 08:16

PRUEBA. La denuncia de la dueña de la camioneta desmantelada derivó en la detención de un policía y el inicio de una investigación cuyos alcances aún no se conocen con precisión.



El robo de partes de un motor de una camioneta que estaba secuestrada en la comisaría de La Reducción, tuvo un significativo avance. Los investigadores realizaron allanamientos en un taller mecánico donde habrían encontrado partes de los elementos sustraídos.

La Justicia investiga si no se trata de una organización que se dedica a obtener de manera ilegal elementos de vehículos que están secuestrados en las dependencias policiales.

El domingo, la propietaria de una Renault Kangoo que había sido incautada por una causa de robo, fue alertada de que un desconocido estaba hurtando elementos del vehículo.

La mujer se presentó en el lugar y comprobó la versión. El ladrón, al darse cuenta de lo que estaba sucediendo, huyó en una camioneta Ford F100.

Hizo un escándalo en la comisaría y allí descubrió que el suboficial de turno llamaba por teléfono a una persona para que, en principio devolviera las cosas, por lo que fue aprehendido.

En tribunales, el sargento Carlos López relató su historia sobre lo ocurrido. Dijo que en la comisaría se presentó un señor de apellido Núñez haciéndose pasar por un pariente de la propietaria para pedirle que le permitiera extraer unos papeles del interior del vehículo.

Pese a que no podía hacerlo, lo autorizó. En principio habría reconocido que lo llamó, pero para recriminarle por lo que había hecho. El fiscal Diego López Ávila no creyó mucho su versión y solicitó su detención.

Personal de la división Delitos contra la Propiedad, al mando del comisario José Díaz, identificó al sospechoso y descubrió que en principio no sería pariente del dueño de la camioneta y que tendría al menos dos talleres mecánicos en distintos puntos de la provincia.

Ambos lugares estaban cerrados y, según explicaron los vecinos, no se veía movimientos desde el lunes a la mañana.

Los investigadores ingresaron a uno de los talleres y descubrieron que allí había otra Kangoo a la que le estaban haciendo reparaciones en el motor. Lo requisaron y encontraron algunas piezas que podrían haber pertenecido a la que le sustrajeron los elementos.

Los policías también se contactaron con el dueño del vehículo, quien les confirmó que él le había dejado la camioneta al mecánico para que le haga unas reparaciones.

Al parecer, el trabajo, además de la mano de obra, incluía los repuestos. El hombre, cuyo nombre se mantiene en reserva, dijo que el mecánico nunca le dijo de dónde conseguiría las piezas para cambiar.
 

Fuente: https://www.lagaceta.com.ar/nota/798621/actualidad/taller-encontraron-piezas-habrian-robado-camioneta-secuestrada.html