Impresion de prueba

El detenido por el crimen de las israelíes dijo que es “un gato” y pidió ser trasladado a un zoológico

Jueves, 14 de Marzo de 2019 06:53

“Me veo como persona pero soy un gato”, sostuvo Gil Pereg en una audiencia ante el juez. También solicitó ver a sus mascotas, a las que definió como “hijos”.



Horas después de que trascendiera un video que lo mostraba desnudo, maullando y lanzando arañazos, el detenido por el crimen de su madre y su tía israelíes en Mendoza pidió a la Justicia ser trasladado de la cárcel a un zoológico para vivir con sus mascotas, ya que él siente que es “un gato”.

"Ustedes pueden creer que estoy loco, pero no lo estoy, me veo como persona pero soy un gato, tengo 37 hijos y preciso saber cómo están", le dijo Nicolás Gil Pereg (36) este miércoles al juez Federico Martínez, en el marco de una audiencia a raíz de un habeas corpus presentado por la defensa.

El juez y la defensa de Gil Pereg mantuvieron este mediodía la audiencia en el penal San Felipe de la capital mendocina, donde el ex militar israelí está detenido desde mediados de enero pasado con prisión preventiva por el asesinato de su madre, Pyrhia Saroussy (63), y su tía Lily Pereg (54).

"Una persona que está con medicación psiquiátrica y habla lo que él dice, sin dudas precisa una atención psiquiátrica y es necesario que personal adecuado lo atienda", dijo uno de los abogados defensores, Lautaro Brachetta, finalizada la audiencia.

La presentación con el pedido de habeas corpus se realizó el martes ante un juez de turno, luego de que se conociera un video de Pereg actuando como un gato durante un control sanitario.

Los abogados contaron que su defendido habló con el juez y éste le comentó que sufre la ausencia de "sus hijos", en referencia a sus gatos, y le solicitó que se le traiga algunos de ellos a su celda.

Las pericias psiquiátricas determinaron que Gil Pereg comprende la criminalidad de sus actos y que está ubicado en tiempo y espacio. Los profesionales que analizaron su conducta lo tacharon como una persona descalificante, desafiante, poco colaborativa, con actitud hostil y evasiva.

Por eso, para los investigadores y las autoridades judiciales este ingeniero en electrónica y ex militar israelí simplemente se quiere hacer pasar por loco para ser declarado inimputable y evitar una segura condena. En este sentido, aseguran que la estrategia del único acusado por el crimen de las mujeres es actuar como un gato.

Las hermanas israelíes Pyrhia Saroussy (63, madre de Pereg) y Lily Pereg (54, docente universitaria y científica) aterrizaron en Mendoza el 11 de enero. Al día siguiente se trasladaron a la propiedad en Guaymallén (Gran Mendoza), donde el detenido vivía en condiciones de indigencia, sin muebles ni servicios básicos y rodeado de gatos y perros.

Allí, de acuerdo a las investigaciones, Gil Pereg las mató. A su tía le disparó al menos tres veces y a su madre la asesinó ahorcándola con un lazo. Luego enterró los cuerpos en una obra en construcción en el mismo predio.

Gil Pereg, a quien los investigadores califican como "extremadamente inteligente", denunció la desaparición de sus familiares pero nunca pudo eliminar las fuertes sospechas sobre su figura.

El viernes 18 de febrero lo detuvieron luego de que estudios de ADN complicaran su coartada. Un día más tarde, fueron encontrados los cuerpos de las mujeres.



Fuente: https://www.clarin.com/policiales/detenido-crimen-israelies-dijo-gato-pidio-trasladado-zoologico_0__XpX3FWNx.html