Impresion de prueba

La policía buscaba a dos nenes desaparecidos, pero su mamá confesó que estaban muertos

Viernes, 15 de Marzo de 2019 08:44

Los menores habían sido vistos por última vez horas antes de una violenta discusión entre sus padres, quienes tendrían problemas psiquiátricos.



Un amplio dispositivo policial con helicópteros, perros y 110 oficiales de policía recorrió  distintas zonas de Godella, una localidad de Valencia (España). Buscaban, con desesperación a dos niños pequeños que habían desaparecido luego de una violenta discusión de sus padres. 

Se trataba de una bebé de apenas cinco meses y su hermano de tres años y medio, quienes en extrañas circunstancias habían abandonado su hogar después de que sus padres, que según trascendió tienen problemas psiquiátricos, tuvieran una violenta pelea.

Al mismo tiempo que el agónico rastrillaje policial trataba de encontrar a los niños, los padres eran interrogados por las autoridades. Pasaron horas, hasta que la mamá de los niños confesó lo que había sucedido. 

Los nenes estaban muertos. La madre quedó detenida tras detallar a los agentes el paradero de los cadáveres, que se encontraban enterrados cerca de la casa que ocupaban ilegalmente. El padre está siendo investigado.

Con el correr de las horas comenzaron a conocerse más detalles de la familia. Los menores vivían con sus padres: Gabriel Salvador, un hombre de nacionalidad belga, y María, originaria de Colombia. Ambos tienen unos treinta años de edad y sufren problemas mentales. La pareja y sus hijos vivían en condiciones deplorables en una casa abandonada que ocuparon.

Una vecina de la familia fue la que avisó a las autoridades que algo raro estaba sucediendo en la zona. Según relató la mujer, primero hubo gritos y ruidos, luego la vio a María corriendo desnuda y ensangrentada por la calle, tras ella iba Gabriel Salvador, también sin ropa y con sangre en su cuerpo. Cuando llegaron los oficiales en la vivienda estaba el hombre solo y sus palabras alarmaron a todos.

Aseguró que quería "volver a Bélgica, porque aquí ya no tengo nada que hacer. Están todos muertos". También dijo que su esposa se había sumergido en una piscina para reencarnase en su hijos tras haberlos ahogado. La Guardia Civil vació la pileta pero no halló ni a la bebé ni a su hermano. Al recorrer la casa, los oficiales encontraron un mensaje pintado en las paredes: "Vais a morir todos". 


De inmediato se activó el operativo de búsqueda desesperada de los menores, con las esperanza de que todavía pudieran encontrarlos con vida.

También, la Guardia Civil y la Policía Local salieron a buscar a la madre, que finalmente fue hallada al mediodía, escondida en un aljibe, desnuda y con marcas de arañazos, según detalló el delegado del Gobierno en la Comunidad Valenciana, Juan Carlos Fulgencio.

Mientras se seguía buscando a los niños, se dispuso el interrogatorio a los padres en el puesto de la Guardia Civil de Moncada (Valencia), que en un principio tuvo poco éxito ya que la actitud era "poco colaborativa". Allí la madre habló de "resucitar" a los pequeños hasta que, tras un largo trabajo de los oficiales, terminó confesando lo sucedido y condujo a los investigadores hasta sus cadáveres.

La pareja y los niños habían sido vistos por última vez durante la tarde del miércoles por una vecina que les llevó comida. El niño de 3 años estaba escolarizado pero en los últimos días no había asistido a clases, motivo por el cual desde la institución se pusieron en contacto con la familia. La madre atribuyó la ausencia del pequeño a una cuestión laboral, sin que nadie detectara algo fuera de lo normal.

Tal como describe el sitio ABC, los servicios sociales habían abierto un expediente debido a los problemas mentales de los progenitores y la desatención hacia los menores que podía conllevar a la retirada de la custodia.


Fuente: https://www.clarin.com/sociedad/policia-buscaba-desesperacion-hermanitos-desaparecidos-mama-confeso-paso_0_3iZctEFH8.html