Impresion de prueba

Le reventaron una ventanilla y le robaron $ 40 mil al hermano de un legislador

Viernes, 15 de Marzo de 2019 09:11

ESQUINA DE COLÓN Y MATE DE LUNA. Allí ocurrió el ataque, pese a que hay vigilancia policial en la zona.



“Fue todo muy rápido. Destrozaron uno de los vidrios del auto y me llevaron el saco con $40.000”, contó Vicente Bellomio, un abogado que fue sorprendido por dos motochorros en el cruce de la avenida Colón y Mate de Luna, el miércoles a la noche. El asalto ocurrió a las 20.

La víctima, quien es hermano del legislador Silvio Bellomio, dijo estar sorprendido por lo que vivió la otra noche cuando volvía a su casa.

“Estoy todavía en shock por el robo. Uno no espera que le pasen estas cosas. Recién toma conciencia cuando lo vive”, relató. El hombre contó que todos los días recorre esa zona ya que se dirige del centro a Yerba Buena, y que jamás sufrió un asalto. “Años que voy y vuelvo de trabajar, nunca creí vivir esto”, agregó.

“Yo había frenado en el semáforo de Colón y Mate de Luna, y de la nada un chico golpeó el vidrio del acompañante de mi auto, y me sacó un saco con mucho dinero. Además esa plata no era mía, debía entregarla después”, contó. “Cometí el error de dejar esa prenda ahí en el asiento. Uno no piensa que van a robarle. Simplemente volvía a casa desde mi oficina”, continuó.

Además contó que el delincuente estaba con otro joven que lo esperaba en una motocicleta, a metros del auto.


“Volvía tranquilo y de repente sentí el golpe. Por suerte iba solo en el auto y no con mi familia”, dijo. “Es increíble que vivamos con tanta inseguridad. Sigo nervioso por el ataque”.

Bellomio además contó que el jueves a la mañana, cuando fue a trabajar se dio con que a una compañera le habían robado de la misma forma en una avenida cercana. “Los asaltos son constantes”, dijo.

Uno de los policías que custodia el cruce de las avenidas, expresó: “A nosotros nos dan guardias de ocho horas. Vamos dividiéndonos las calles para custodiar. A veces hay zonas que quedan desprotegidas porque tenemos que asistir por un accidente o un robo en otro lado”, contó.

“La zona es muy insegura y los que más sufren son los automovilistas que frenan en los semáforos”. Emiliano, uno de los playeros de la estación de servicio (avenida Ejército del Norte y Mate de Luna), dijo que sí se enteró del robo pero que no había policías en ese momento. Bellomío también dijo que al momento del ataque no había ningún agente. “Me robaron y no había nadie. Menos mal que yo no me bajé a perseguirlos, porque no sé qué hubiese pasado”, concluyó.
 

Fuente: https://www.lagaceta.com.ar/nota/800569/actualidad/rompieron-vidrio-auto-me-llevaron-40000.html