Impresion de prueba

Cristina encomendó a Parrilli y a Alberto Fernández que lo bajen a Alperovich hasta el viernes, cuando ella vuelva de Cuba, para anunciar el apoyo de todo el peronismo a la fórmula Manzur-Jaldo

Sábado, 16 de Marzo de 2019 10:52

EZEIZA. Cristina, con empleados aeroportuarios, el jueves a la madrugada antes volar a Cuba. Dejó encomendado sellar un acuerdo de todo el peronismo tucumano detrás de Manzur-Jaldo



La ex presidenta Cristina Kirchner volverá desde Cuba a Buenos Aires el próximo viernes. Y para ese día pidió que esté acordada la unidad de todos los sectores del peronismo en Tucumán, detrás de la fórmula Juan Manzur-Osvaldo Jaldo.

Tal como viene publicando CONTEXTO, Cristina no quiere que haya más de una lista de candidatos justicialistas en cada distrito. Quiere jugar a ganador, cerrándole el paso a divisionismos auspiciados por la Casa Rosada.

Pocas horas de emprender viaje a Cuba para ver a su hija Florencia, Cristina bajó la orden de avanzar en acuerdos en las provincias que aún no unificaron sus listas.

"Dejó el cierre de estos acuerdos en manos de Oscar Parrilli y Alberto Fernández. Antes de ocuparse de la salud de su hija hizo un pedido especial: que se llegue a la unidad en Tucumán", escribe este sábado la periodista Rosario Ayerdi en el diario Perfil.

En los últimos meses, la senadora participó de manera activa en las alianzas que Unidad Ciudadana tejió en muchos de los territorios, se juntó con candidatos locales y se interiorizó sobre cada paso que el peronismo dio en la provincia de Buenos Aires.

El domingo pasado, Cristina se enteraba de que su hija no iba a poder abordar el vuelo de regreso desde Cuba.

“Me voy a ver a mi hija a La Habana”, le dijo a su abogado, Carlos Beraldi, y le pidió que hiciera las presentaciones necesarias en la Justicia para poder viajar lo antes posible.

Paralelamente, dejó las gestiones políticas en manos de Parrilli y Alberto Fernández, y pidió que hubiera un acuedo en Tucumán para el viernes, cuando ella estará de regreso.