Desgarrador testimonio de la hermana del zapatero asesinado: “Hay que matarlos y que se los coman los... ”

Sábado, 13 de Abril de 2019 18:30





Daniel Raúl Paz, un zapatero de 49 años, fue asesinado de un balazo por la espalda por dos motochorros que pretendieron robarle una mochila cuando bajaba del colectivo en dirección a su casa, en la localidad bonaerense de Gregorio de Laferrere el viernes por la noche.

Los criminales escaparon sin llegar a sacarle nada. Su hermana, Mónica Paz, completamente destrozada, habló con Crónica HD y pidió justicia.

“Son lacras, no merecen vivir, hay que matarlos y que los coman los gusanos. Nada más. Ni para eso sirven, ni para abonar la tierra”, se refirió indignada sobre los asesinos de su hermano. También, pidió que "se entreguen y paguen lo que tengan que pagar" y agregó dolida: "Son basuras irreciclables. No merecía mi hermano morir así".

La mujer, indignada con esa situación, contó que "la ambulancia nunca llegó y Daniel murió desangrado, como un perro y lo llevaron al hospital en un patrullero". Y destacó: “Lo dejaron tirado y estaba abrazo a la mochila, se arrastró hasta que no dio más y quedó tendido. Fue muy triste ver a mi hermano así”.

Según su hermana, la víctima era padre de cinco hijos, el menor de nueve hermanos y al momento del crimen regresaba de su trabajo en un local de venta y reparación de calzados.

"Mi hermano era nuestra alegría de vivir, un hombre buenísimo, lo quería todo el mundo. (En la mochila) llevaba lo que había ganado en estos días, trabajaba mucho y estamos seguros que salió corriendo para evitar que le saquen lo que con tanto esfuerzo había podido ganar. Necesitaba la plata para alimentar a su familia", expresó la hermana.

En tanto, los vecinos se mostraron consternados por el crimen de Paz y también denunciaron que en el barrio hay muchos hechos de inseguridad.



El fiscal Claudio Fornaro, de la Fiscalía de Homicidios de La Matanza, interviene en la causa, que fue caratulada como "homicidio criminis causae y robo agravado", y ordenó diversas medidas de prueba a los efectivos de la DDI y de la Jefatura Departamental locales a fin de dar con los delincuentes.

En ese marco, se logró encontrar la moto utilizada por los delincuentes en la localidad de Ciudad Evita. Además, se le tomó testimonio a dos vecinos que ayudaron a la víctima al momento de ser atacado por los motochorros, con el fin de obtener algún dato que ayude a dar con ellos.

Mientras tanto, los familiares del zapatero esperaban esta mañana que la Justicia autorice la entrega del cuerpo luego de que se termine la autopsia correspondiente, que se realizaba en San Justo.


Mónica, junto a su hermano que para ella era su "bebe".


Daniel era padre de cinco hijos.

Fuente: https://www.cronica.com.ar/policiales/Hay-que-matarlos-y-que-se-los-coman-los-gusanos-20190413-0021.html