Impresion de prueba

Manotazo de ahogado: Macri apela al control de precios de La Cámpora

Lunes, 15 de Abril de 2019 17:48





Previo a la presentación del plan oficial para contener la inflación y fomentar el consumo, el Gobierno de Mauricio Macri negó una ola de remarcación "preventiva" por parte de las empresas que suscribirán el acuerdo de precios en el contexto de Precios Cuidados. De todos modos, la cartera de Producción, que encabeza Dante Sica, prepara la aparición de un "ejército" de inspectores para controlar el cumplimiento del pacto y, eventualmente, multar a las empresas que no respeten el acuerdo.

"La idea es no bastardear los productos de las empresas, que no vendan a pérdida, aunque sea por debajo del promedio. A su vez tenemos un sistema de control por parte de nuestros inspectores, pero apoyado por los inspectores de las secretarías de Comercio de las distintas provincias, así podemos garantizar la provisión efectiva y el control del cumplimento. Tenemos un sistema aceitado para cubrir cualquier vacante o en caso de faltas persistentes, que es lo que no queremos hacer, hacer las multas correspondientes", afirmó Sica en la conferencia de prensa que siguió a la reunión de gabinete encabezada por Macri en Casa Rosada.

El sistema de controles macristas se asemeja al "control de precios militante" que puso en marcha Cristina Kirchner, cuando la inflación era menos de la mitad que en la actualidad.

El control de precios militante, que en 2013 anunció la presidenta Cristina Fernández de Kirchner en cadena nacional, fue idea de La Cámpora.

"No vamos a dejar el acuerdo de precios a la buena voluntad y vamos a utilizar la fuerza de los movimientos políticos y juveniles para desplegarlos en todo el territorio", sostuvo CFK y bautizó al operativo, que será “permanente” (según dijo), como "Mirar para cuidar".

“Hay que armar un listado de precios testigo e ir a comprar esos productos al mismo lugar, todas las semanas y conservar ticket y comparar precios”, ordenaba el documento camporista.

Parafraseando a Perón, que decía que “el hombre es bueno pero si se lo vigila es mejor”, CFK instruyó a los militantes de La Cámpora (y a otros nucleados en Unidos y Organizados) que trasladen esa filosofía a las góndolas diciendo que los controles de precios son buenos, pero si se los mira y cuida pueden ser, según ese axioma del General, una medida mucho mejor.