Pastor que encontró y salvó a una niña secuestrada: "Dios nos dijo literalmente dónde estaba"

Martes, 21 de Mayo de 2019 16:47

Salem Sabatka de 8 años y el auto donde fue secuestrada.



El sábado por la noche, una nena de 8 años de Fort Worth, Texas, Estados Unidos fue secuestrada por un hombre de 51 años mientras caminaba con su madre, lo que provocó una búsqueda frenética y masiva por parte de la policía, pero fue un pastor quien más tarde dijo que la "intervención divina" lo ayudó a rastrear a la niña y salvarla.

Aproximadamente a las 6:30 pm del sábado por la noche, Salem Sabatka, una niña de ocho años, caminaba con su madre cuando un hombre más tarde identificado como Michael Webb supuestamente agarró a la niña y la empujó en su auto mientras la madre intentaba saltar al auto para salvar a su hija. Según NBC News en Dallas / Fort Worth, “ la cámara de un vecino capturó el momento en que la madre de la niña fue sacada del auto”. La madre llamó al 911 y gritó: “Ayúdenme, por favor, alguien llame a la policía, mi hija acaba de ser secuestrada”.

A las 10 pm, se emitió una Alerta Amber, pero a pesar de los esfuerzos combinados de la policía local, el Departamento de Seguridad Pública de Texas y el Departamento de Seguridad Nacional, no se encontró a la niña. Mientras tanto, Jeff King, pastor de la Iglesia Bíblica Bear Creek en Keller, descubrió a través de un amigo lo que había ocurrido. Él recordó más tarde, "Estaba sentado en casa con mi esposa cuando un amigo envió un mensaje y dijo que la hija de nuestros amigos había sido secuestrado. Todo lo que podía pensar es lo que vamos a hacer para ayudar?".

Acompañado por un amigo, King comenzó su búsqueda. Dijo: "Los detectives nos dijeron en la escena que los mejores lugares para visitar son los hoteles, apartamentos y parques". Alrededor de la medianoche, los dos hombres recibieron una propina de que debían ir a un hotel de Forest Hill, pero cuando llegaron no encontraron nada. Mientras tanto, según NBC News , la policía había ido a la habitación de Webb en el hotel Wood Springs Suites, le habló por la puerta e hizo una inspección visual de las áreas de la habitación que parecían ser lo suficientemente grandes para ocultar al niño desaparecido. pero no encontraron nada".


Después de dejar el hotel Forest Hill, algo le llevó a King a visitar el hotel Wood Springs Suites, que estaba cerca. Para ese momento ya eran casi las 2 de la mañana. King dijo: "Comenzamos a observar diferentes automóviles como lo sugirieron. Vimos un automóvil y decíamos: ’Tiene que ser este auto’". Eso hizo que King llamara a la policía, que llegó. Y rescató a la niña. Una vez que King escuchó que ella estaba a salvo, todavía no podía creerlo. Recordó: “Fue un momento de locura. Le pregunté a la policía: ’¿Escuché eso, verdad? ¿La encontraron? ¿Está a salvo? Entonces, finalmente, un oficial dijo: "Sí, señor, la tienen".

La policía le permitió a King informar a los padres de Salem que ella estaba a salvo. King dijo que sintió que Dios lo había dirigido, diciéndole en voz baja: "Dios, literalmente, nos llevó a este lugar. No estaba en mi itinerario; no estaba tratando de ir allí; simplemente pasamos por ahí. Fue una intervención divina, al 100 por ciento".

La abuela de Salem dijo simplemente: "Es absolutamente sorprendente la cantidad de personas que acudieron a ayudar. Realmente te hace consciente de que hay muchas personas buenas".