Las mujeres solteras y sin hijos resultan más felices que las que armaron una familia, dice experto

Domingo, 26 de Mayo de 2019 13:22





Durante décadas de opresión a las mujeres y de estereotipos impuestos por una sociedad machista y patriarcal se consideraba que las mujeres "realizadas" eran las que se habían casado y tenido hijos. Pero el cambio de paradigma ahora también tiene apoyo científico: según Paul Dolan, experto en ciencias del comportamiento humano y profesor en la London School of Economics las mujeres sin hijos y solteras son más felices que las que formaron una familia y una pareja.

En una conferencia que ofreció en el Hay Festival que se está realizando en Gales, Reino Unido, Dolan presentó su libro Happy Ever After: Escaping The Myth of The Perfect Life (Felices para siempre: escapando del mito de la vida perfecta) y dejó algunas afirmaciones que abrieron el foco sobre estructuras tradicionales en la sociedad y el concepto de familia. "Las personas casadas son más felices que otros subgrupos de la población, pero solo cuando su cónyuge está en la habitación.  Cuando se les pregunta qué tan felices son, cuando el cónyuge no está presente, la respuesta es: maldito miserable".

“Tenemos algunos datos longitudinales buenos que siguen a las mismas personas a lo largo del tiempo, pero voy a hacer un gran daño a esa ciencia y solo decir: si eres un hombre, probablemente deberías casarte; Si eres mujer, no te molestes", agregó Dolan.

Los hombres salen beneficiados con el matrimonio porque eso "los calma", según explicó. "Al estar casado toman menos riesgos, ganan más dinero en el trabajo y hasta viven un poco más. Las mujeres, en cambio, tienen que aguantar eso y hasta mueren antes, en comparación con las que no se casaron, que viven más. El subgrupo de población más saludable y feliz son las mujeres que nunca se casaron o tuvieron hijos", afirmó.

El último libro de Dolan cita evidencia de la American Time Use Survey (ATUS), un estudio que comparó los niveles de placer y miseria en personas solteras, casadas, divorciadas, separadas y viudas. El estudio encontró que los niveles de felicidad reportados por los casados ??eran más altos que los no casados, pero solo cuando su cónyuge estaba en la habitación; los individuos solteros informaron niveles más bajos de miseria que los casados ??a quienes se les preguntó cuando su cónyuge no estaba presente.

Otros estudios han medido algunos beneficios financieros y de salud al estar casados en hombres y mujeres, en promedio; lo que, según Dolan, podría atribuirse a mayores ingresos y apoyo emocional, permitiendo a las personas casadas correr riesgos y buscar ayuda médica.

Sin embargo, Dolan dijo que los hombres mostraron más beneficios para la salud al sentirse seguros con el anillo de casados, ya que corrieron menos riesgos. La salud de las mujeres no se vio afectada en su mayoría por el matrimonio, ya que las mujeres casadas de mediana edad tienen un mayor riesgo de padecer enfermedades físicas y mentales que sus contrapartes únicas, es decir mujeres solteras.

A pesar de los beneficios para las mujeres de gozar de un estilo de vida sin hijos y solteras, Dolan dijo que la narrativa existente de que el matrimonio y los hijos eran signos de éxito significaba que el estigma podría llevar a algunas mujeres solteras a sentirse infelices.

"Usted ve a una mujer soltera de 40 años, que nunca ha tenido hijos y dice: ’Eso es una pena, no es así, tal vez algún día te encuentres con el hombre adecuado y eso cambie’. No, tal vez se encuentre con el tipo equivocado y eso cambiará. Tal vez conozca a un chico que la haga menos feliz y saludable, y que muera antes", agregó el científico.
Las empresas que fomentan la igualdad de género son más productivas y venden más

Dolan definió a la felicidad como: “Experiencias de placer y propósito en el tiempo". "La felicidad está en las experiencias que las personas tienen en sus vidas diarias, en el curso de sus vidas, en lugar de en las construcciones de historias que cuentan sobre sus vidas", explicó.

Explicó cómo las personas luchan por comprender el concepto de suerte mientras luchamos por explicarlo. También reflexionó sobre la pobreza y las grandes desigualdades en la sociedad contemporánea: “El camino para salir de la pobreza no es la educación; la ruta de la pobreza es pagar un salario decente a las personas que realizan todos los tipos de trabajos que siempre necesitamos. Y, se trata de respetar esas ocupaciones, eso es lo importante", opinó.

Fundamentalmente, enfatizó que las personas no tienen libre albedrío, y las personas deben aceptar su incapacidad para controlar ciertos aspectos de sus vidas. Concluyó: "La clave aquí es que no tienes libre albedrío, y necesitas superarte".




Fuente: https://www.clarin.com/sociedad/experto-felices-mujeres-solteras-hijos-formaron-familia_0_KAMdRMNSP.html