Deudos de la primera víctima de Sabrina piden que la causa sea reabierta

Martes, 25 de Junio de 2019 04:38

LA PRUEBA. Un policía con la moto en la que se desplazaban las chicas cuando sufrieron el accidente.



Sabrina Pasarín, la joven que se encuentra detenida por el trágico accidente ocurrido en San Martín y José Colombres, no afrontó ningún trámite por la muerte de una adolescente en siniestro vial, ocurrido en setiembre de 2011 cuando tenía 14 años, según confirmaron fuentes judiciales.

La familia confirmó que ahora pedirán que se investigue si se cometieron irregularidades. “Con todo lo que está saliendo a la luz, se confirma nuestras sospechas: el caso fue tapado”, explicó Inés Nieto, hermana de la víctima fatal.

El jueves, cerca de las 6, la joven embistió con la camioneta Chevrolet S10 que conducía a un Chevrolet Corsa Classic. Por la fuerza del impacto, el conductor del auto salió despedido y murió de manera instantánea. La fiscal Adriana Giannoni, al sumar indicios de que tenía alcohol en sangre, consiguió que un juez aceptara que la chica siga detenida por el hecho.

Después de que trascendiera su identidad, se conoció otro accidente fatal en el que estuvo involucrada.

Lucía Fabiana Nieto murió al caerse de la moto que manejaba Pasarín, cuando tenía 14 años. Los parientes de la víctima recalcaron que habían desistido de seguir adelante con la causa después de que un abogado les dijera que “el padre de la chica era una persona peligrosa y que corrían peligro”; “si seguían adelante podrían perder otro hijo”.

El padre de Lucía, según contaron, murió de pena, ya que nunca pudo superar la pérdida de su hija, que murió dos días antes de cumplir 15 años y cinco antes de que se realizara la fiesta para agasajarla.

La causa ingresó a la fiscalía que conduce Arnoldo Suasnábar y habría sido archiva en 2013
. De acuerdo a fuentes judiciales, la causa se inició como lesiones por accidente de circulación, pero después, al comunicarse el fallecimiento de la adolescente, pasó a tratarse de un homicidio culposo.

A partir de ese momento, y por la lentitud del personal de la Seccional 3ª que intervino en el caso, solicitó mediante oficio que se le enviara los resultados de los dosajes que le deberían haber realizado ni bien sucedió el accidente. Normalmente, esos estudios se realizan en el mismo centro asistencial donde las víctimas son internadas y los informes deben ser remitidos por protocolo a la Justicia, pero en este caso no se habría producido.



LA ACUSADA. Sabrina Araceli Pasarín está alojada en una celda especial de la Seccional 1°.

“Siempre pedimos que se nos informe sobre los resultados del dosaje. Teníamos la versión de que Sabrina había estado tomando antes del accidente, pero sin esos resultados no se podría determinar”, comentó Lucía Nieto.

Intentos fallidos

Suasnábar, según confirmaron fuentes judiciales, también le pidió a la Policía que ubicara a testigos para tratar de aclarar cómo se había producido la caída. Sabía que Sabrina conducía y que Lucía había golpeado su cabeza contra una columna del alumbrado público, pero no tenía establecido por qué se había producido el percance.

La solicitud, que fue enviada en al menos dos oportunidades, siempre regresó con el mismo resultado: los uniformados no encontraron a nadie que haya observado la caída que ocurrió en Alfredo Guzmán al 500.

“No podemos creer que hayan dicho eso. Con nosotros hablaron muchas personas que dijeron lo que había ocurrido. Hasta los mismos amigos de ella nos contaron un montón de detalles sobre cómo sucedió el accidente. Es muy sospechoso que los policías no hayan podido encontrar una persona que diga qué sucedió”, destacó Nieto.

El fiscal también pidió en varias oportunidades a la Policía que notificara a los Nieto para que les explicara cómo se estaba desarrollando la investigación y si podían aportar algunos datos para tratar de esclarecer el hecho.

“Esa es otra vil mentira. Nunca nos mudamos. Ellos sabían dónde vivíamos porque quedó constancia de nuestro domicilio. En el frente de nuestra casa viven unos tíos y detrás, nosotros. Siempre hay alguien, por lo que tampoco es cierto que no hayan podido encontrar a nadie”, explicó la hermana de la víctima.

Suasnábar, al haber fracasado en todos sus intentos de avanzar con la pesquisa, decidió archivar la causa en 2013. El lunes se confirmó que la causa no llegó a ninguno de los dos juzgados de Menores como debería haber sucedido.

“No llegó a esa instancia porque nunca se reunieron indicios suficientes para determinar que ella tuvo alguna responsabilidad en el hecho. Debería haber correspondido hacerlo para que un magistrado evalúe si era necesario que cumpla con alguna medida tutelar por el caso”, explicó una alta fuente.


LA VÍCTIMA. Lucía Nieto murió tres días antes de que cumpliera 15 años y cinco días antes de la fiesta.

No se rinden

“Estamos buscando un abogado que nos asesore para saber qué pasos podemos dar. No tenemos idea, pero queremos que la verdad salga a la luz. No buscamos nada más que eso”, explicó Nieto.

La familia de Lucía sabe que la causa podría haber prescripto y que Sabrina nunca afrontaría una acusación porque era inimputable. “Lo que más nos molesta es cómo se la protegió. Hubo una cadena de encubrimiento, y eso no puede quedar así”, concluyó.
 

Fuente: https://www.lagaceta.com.ar/nota/810396/actualidad/sabrina-pasarin-no-fue-investigada-tragica-muerte-amiga.html