Luego de bajar 120 kilos, Cabito debió hacer dieta para engordar

Jueves, 11 de Julio de 2019 20:20





La muerte de Maxi Oliva, el ganador de Cuestión de Peso 2007 , sigue teniendo repercusiones. Esta vez, Involucrados, el ciclo de las mañanas de América TV, invitó a Cabito para que contara su experiencia con la obesidad y diera testimonio de cómo, a partir de colocarse un by pass gástrico y modificar hábitos, pasó de 198 a 78 kilos.

"Tuve que ir a lo de Alberto Cormillot para aumentar de peso",
contó el periodista. "Sigo entrenando, y como muy poco. Me cuestan las proteínas y especialmente las carnes. Me volví medio vegetariano", explicó.

Y dio algunos consejos para evitar el descontrol al momento de comer: "Es bueno pesarse todos los días porque te ayuda a controlarte si estás a dieta o con un by pass. Porque si engordás un kilo y te dejás estar, es difícil retomar. Te operan la panza y no la cabeza. Entonces, el deseo de comer sigue estando. Me compro una pizza entera pero puedo comer dos porciones nada más", detalló Cabito, al tiempo que indicó que le tiene miedo al "efecto rebote".

"A veces sueño que vuelvo a engordar. Es una pesadilla. Hoy soy 32 de pantalón y M de remera. Antes apenas me entraba la XXXXL. También pierdo el equilibrio a veces, porque me cambió el centro de gravedad", confió.


Además, Cabito dio su punto de vista en cuanto a discriminación que sufren las personas que conviven con la obesidad: "El gordo siempre es discriminado. Saltan por los judíos, por las mujeres, pero al gordo nadie salta a defenderlo. Llegó un momento en que no podía ponerme las medias. Empezás a naturalizar esas cosas. Le estoy agradecido al doctor Cormillot. El trabajo que hace es impresionante. Y ayuda a mucha que gente que no tiene recursos".

El ex Basta de todo sorprendió cuando contó que estuvo clínicamente muerto. "Un día me dieron morfina de más y en una de las apneas, me quedé. Me inyectaban porque me dolían las rodillas, que tengo rotas; no podía caminar. Y una de esas veces se les fue la mano. Me desperté entubado y atado. Me preparé casi dos años para poder operarme. Y estuve 40 días sin comer sólidos antes de entrar a quirófano", recordó.

Finalmente, a siete meses de su desvinculación de La Metro, Cabito contó cómo está su juicio con la radio y su relación con Matías Martin: "No creo que mi cambio físico haya tenido nada que ver con mi desvinculación de Basta de todo. Me quedaba dormido porque tenía apneas. Lo que tuve a favor es que nunca tomé alcohol ni fumé. Pero me quedaba dormido en la radio y en cualquier lado. Estoy en juicio laboral con la radio. Fue decisión de un empresario que no quiso que continuara".

Uno de los panelistas le preguntó si Matías Martin, conductor del programa y amigo de Cabito durante muchos años, también había sido responsable de su despido. "También pienso que Matías Martin no quiso que siguiera y no seguí. Las amistades se desgastan, se rompen. Pero mi reclamo es a la radio nada más. ¿Si nos debemos una charla? No. Me parece que nos dijimos todo. Después que me fui de la radio no volvimos a hablar pero previo a eso charlamos un montón", aseveró.




Fuente: https://www.lanacion.com.ar/espectaculos/television/luego-bajar-120-kilos-cabito-debio-hacer-nid2266687