Una policía le salvó la vida a un bebé sietemesino en pleno centro

Miércoles, 18 de Septiembre de 2019 20:31

El bebé no respiraba y su madre pedía auxilio, en Junín y Pasaje Padilla. La mujer policía logró reanimarlo.



Una mujer policía le salvó la vida el martes a  las 10.30 a un bebito recién nacido, sietemesino, que estaba junto a su mamá y su abuela, según relató una lectora a CONTEXTO.

Las mujeres caminaban por Junín y Pasaje Padilla cuando empezaron a pedir auxilio. La mamá decía que el bebé no respiraba.

Enseguida una mujer policía de la Patrulla Urbana se acercó a ayudarla. Tomó al bebé en brazos y pidió permiso para instalarlo en un sillón del hall de la sala velatoria ubicada en la esquina.

Allí la policía realizó la reanimación del bebito durante varios minutos. Logró reanimarlo y el bebé fue trasladado en ambulancia al Hospital de Niños.

Soledad Martínez, la lectora que envió las fotos a CONTEXTO, señaló que "es un orgullo tener policías que actúen con tanta eficiencia y salven vidas".

El bebé evolucionó favorablemente.

La información oficial:

Una Cabo de Guardia Urbana le salvó la vida de un bebé sietemesino ante el desesperado pedido de su madre que veía que su hijo no respiraba. La cabo Rosa Vizcarra no dudó en tomar rápidamente al bebé y llevarlo el lugar más próximo, una sala velatoria del Pasaje Padilla, para usar un sofá y realizar los primeros auxilios en un lugar más cómodo.

“Su abuelita se acercó corriendo a la esquina donde estábamos nosotros controlando al personal de parada y nos dijo que su nietito no respiraba, mientras su mamá traía al bebe pellizcándolo para que reaccione. En ese momento tomé al bebe en mis brazos y lo llevé a la sala velatoria, lo acosté en el sofá, le saqué la ropita y con mucha precaución comencé a reanimarlo, hasta que comenzó a respirar y luego empezó a llorar. Esos momentos fueron eternos y jamás me imaginé que había tantas personas a la vuelta”, relató emocionada Rosa que lleva 12 años en la fuerza y es la primera vez que le toca salvar una vida.

Durante la mañana del martes, la empleada policial, acompañada por el oficial principal José Soria, se encontraba realizando tareas de control en la zona  del Pasaje Padilla, en el microcentro capitalino, cuando asistió a la joven madre que realizaba compras para festejar el bautismo del pequeño.

“Este tipo de actos nos satisface internamente, todos los que estábamos en el lugar sentimos un gran alivio cuando él bebé comenzó a respirar. Acá aplicamos las técnicas de RCP (Reanimación Cardio Pulmonar) que todos los días remarcamos al personal y eso habla del compromiso que tiene la policía con la comunidad”, el Jefe de Compañía de Guardia Urbana, oficial principal José Soria.

Afortunadamente, tras el accionar de la mujer policía, el bebé comenzó a respirar lentamente hasta que llegaron la ambulancia del 107 y las motos paramédicos. Tras revisarlo, lo trasladaron al hospital Avellaneda. Tanto la heroína de la jornada como el oficial Soria resaltaron la importancia de las capacitaciones que se brindan dentro de la fuerza en conjunto con el Sistema de Emergencias del 107 para poder actuar ante situaciones. (Secretaría de Comunicación Pública de Tucumán)