Preocupación: se precipitaron siete cóndores desde el cielo de Tafí del Valle

Martes, 24 de Marzo de 2020 21:34

La Dirección de Flora y Fauna de la Provincia activó un protocolo de asistencia ante las denuncias de los lugareños. Cuál es la principal sospecha de los especialistas y cómo podés ayudar sin violar la cuarentena obligatoria.



Al menos siete cóndores se precipitaron desde el cielo de Tafí del Valle en los últimos días. Según informó la Dirección de Flora y Fauna de la Provincia, los ejemplares presentan signos de intoxicación, por lo que se activó un operativo en plena cuarentena para su rescate y atención veterinaria. La principal sospecha de los especialistas es que que las aves ingirieron cebos tóxicos, una práctica extendida entre los ganaderos que llevó a esta especie a ser considerada en peligro de extinción. 

“Se está trabajando para identificar la fuente de contaminación de los cóndores y las medidas que se tomarán al respecto”, detallaron desde Flora y Fauna mediante un comunicado dado a conocer este martes. Desde el organismo ampliaron que “los detalles sobre la cantidad de individuos rescatados y el estado en el que se encuentran serán comunicados a la brevedad”. Hasta el cierre de esta nota se encontraron siete aves, de las cuales una murió y otra se encuentra en observación veterinaria. Sin embargo, no se descarta que puedan registrarse nuevos hallazgos en los próximos días.   

Resultado de imagen para blanco

El protocolo para rescatar a los cóndores (Vultur Gryphus) se está realizando de manera articulada con los referentes de la Comunidad Indígena de Tafí del Valle, Bomberos, Defensa Civil, Policía, Veterinaria Marisol Chirino, Reserva de Horco Molle, Proyecto de Conservación del Cóndor Andino, productores y vecinos de la zona.

Desde Flora y Fauna, dirección que depende de la Secretaría de Desarrollo Productivo de la Provincia, alertaron a los pobladores del Valle de Tafí que, en caso de avistar algún otro ejemplar con dificultades, deben permanecer en sus hogares y comunicarse con las autoridades que actuarán según las posibilidades que ofrece el Decreto de Necesidad y Urgencia (DNU) dictado por el Gobierno nacional para detener la propagación del Coronavirus.   

“En caso de obtener información o realizar el avistamiento de algún ejemplar en estado de vulnerabilidad o debilidad, Flora y Fauna solicita no salir de las casas para asistirlo, sino comunicarse con la Dirección Provincial de Defensa Civil (línea gratuita de emergencia 103) para que recurran a los actores indicados para actuar de manera inmediata y asistir al animal”, especificaron. 

En caso de observar ejemplares vulnerables, débiles o muertos en la zona, los especialistas solicitan registrar el lugar de hallazgo, las especies afectadas, la cantidad de individuos de cada especie, fecha para comunicar al 103 junto con un contacto telefónico. 

Debido a que la Ley provincial N°6.292 en sus artículos 61 y 71 protege a estos animales de las acciones cometidas contra ellos, la Dirección de Flora, Fauna Silvestre y Suelos, en conjunto con la Dirección de Delitos Rurales y Ambientales de la Policía de Tucumán como autoridad de aplicación, inició acciones legales para investigar a los responsables de la intoxicación de los cóndores en Tafí del Valle. 

Además de la importancia que tiene el Cóndor Andino para el equilibrio ecológico, se trata también de un animal considerado sagrado para las comunidades originarias. Por esta razón, la noticia de la aparición de las aves intoxicadas conmocionó a la Comunidad Indígena de Tafí del Valle.

Los expertos resaltaron que la ingesta de cebos tóxicos "es una de las problemáticas que ha tomado protagonismo en los últimos años" debido a que es "una práctica utilizada por algunos pobladores ganaderos para tratar de controlar grandes carnívoros que afectan su producción. Sin embargo, recalcaron que "esta práctica que resulta ineficiente e inespecífica, dado que pone en riesgo todas las formas de vida, por caso, el Cóndor Andino es una de las especies más afectadas". 

Desde la Reserva de Horco Molle especificaron que la colocación de cebos envenenados representan "un peligro para la salud pública, el medio ambiente y los animales" debido a que "el veneno, al no ser selectivo, provoca afecciones a todas las especies, incluidas especies protegidas, animales domésticos y seres humanos; además de contaminar el suelo". "Se trata de una práctica que está prohibida por la ley y es considerada un delito", remarcaron. 

Un animal sagrado

El Cóndor Andino es el ave voladora más grande del mundo y su función en la naturaleza es esencial para la salud del ambiente: su condición de carroñero lo lleva a alimentarse de los restos de animales muertos, los cuales podrían diseminar enfermedades peligrosas.

La especie se distribuye en América del Sur, desde Venezuela hasta Tierra del Fuego e Islas de Los Estados en Argentina, a lo largo y ancho de la Cordillera, hasta alturas de 7.400 m.s.n.m. En nuestro país se distribuía en toda la Patagonia; sin embargo hoy, por su estado crítico de conservación “en peligro de extinción” (nivel más alto de amenaza reconocido) se encuentra sólo en algunos lugares montañosos como Tafí del Valle.

En esta línea, a nivel nacional, en 1991 se creó el Programa de Conservación Cóndor Andino (PCCA). Su objetivo es asistir a la conservación de estas aves y su ecosistema, a lo largo de toda la Cordillera. Gracias a la participación de comunidades originarias de los Andes, quienes supieron honrar y convivir en armonía con esta especie durante miles de años, antes de cada liberación, se realizan ceremonias ancestrales. Ellos son los encargados de pronunciar un rezo en su lengua originaria, como un mensaje de respeto y veneración por toda la vida, para que el Espíritu de los Andes vuelva a ocupar su lugar./el tucumano